6 Castillos de Ourense que Visitar

Ourense es una provincia con innumerables atractivos para el turista. Ya sea por su patrimonio natural, como por su patrimonio cultural, tienes mucho por descubrir. Hoy, os vamos a dar una razón más para hacerlo. En este artículo, te vamos a hablar de algunos de los castillos de Ourense que tienes que conocer.

Aquí, vas a poder ver algunas de las construcciones más imponentes e históricas de toda la provincia. Lugares donde se respira un ambiente medieval.

castillos ourense

Luhof

De hecho, muchas de estas fortificaciones se levantaron hace muchísimos siglos. Desde el siglo XI ya se erigieron diversos castillos y torres fortificadas, con el objetivo de prevenir las invasiones provenientes de Portugal. De la misma forma, muchas de ellas han sido también escenario de otros episodios de gran interés, como las Revueltas Irmandiñas.

Si estás pensando en recorrer éstos y otros lugares de interés de la provincia gallega, te recomendamos que lo hagas en un alojamiento rural. Aquí, puedes ver diversas casas rurales en Ourense.

Castillos y Fortalezas que descubrir en Ourense

Ahora, os vamos a mostrar 6 castillos que puedes encontrar en la provincia de Ourense y que son realmente espectaculares.

1. Castillo de Monterrei

La frontera entre Portugal y Galicia ha sido históricamente una zona de conflictos.  Fruto de ello, sobre el antiguo castro de Baroncelli, un asentamiento estratégico en torno al río Támega, se construyó el castillo más impactante de la provincia de Ourense: el Castillo de Monterrei. Fue durante el siglo XII cuando se reedificó, por medio de Alfonso Henríquez.

Su aspecto imponente viene determinado por sus tres recintos amurallados, en el cual se agrupa una espectacular acrópolis. En el último recinto de este conjunto está su castillo, con su patio de armas y su sobresaliente torre del homenaje, erigida en el siglo XV.

castillos ourense castillo monterrei

Amador Loureiro

El Castillo de Monterrei tiene otros edificios de gran interés como el Hospital de Peregrinos o el Palacio de los Condes, de estilo renacentista, o la Iglesia de Santa María de Gracia, de la primera mitad del siglo XIV, de estilo románico a transición al gótico.

El castillo tuvo grandes episodios históricos, como cuando fue el lugar de refugio de Pedro I el Cruel, con su enfrentamiento con Enrique de Trastámara. También es el lugar en el que se reúnen Felipe El Hermoso y el Cardenal Cisneros a principios del siglo XVI. En la actualidad, su excelente estado de conservación y posterior restauración le ha valido para ser parador de turismo.

2. Castillo de Castro Caldelas

La Ribeira Sacra sobresale por sus hermosos paisajes, así como sus pueblos con encanto. Uno de ellos es la villa medieval de Castro Caldelas. Además de sus calles estrechas y empedradas, o de monumentos como la Iglesia de Santa Isabel, no cabe duda de que destaca precisamente por su espectacular castillo, uno de los más imponentes de Ourense.

La fortaleza está enclavada en la parte más elevada de la villa. Si bien es cierto que su estructura original data del siglo XIV, por medio del Conde de Lemos, las Revueltas Irmandiñas provocaron numerosos destrozos.

castillos ourense castro caldelas

Hombre DHojalata

Tras ello, a mediados del siglo XVI comenzó su reconstrucción, esta vez  como palacio-fortaleza, dejando de lado su aspecto bélico.

Con dos líneas de murallas, sobresale la planta poligonal irregular de la fortaleza, coronada por sus dos grandes torres. Una de ellas, la torre del homenaje, está unida al palacio. Durante la Guerra de Independencia, el castillo fue incendiado. Actualmente, el castillo alberga el centro cultural de la comarca de la Ribeira Sacra.

3. Torre de A Forxa

La Comarca de La Limia tuvo una gran actividad como terreno fronterizo entre los siglos XI y XII. Fue entonces cuando, antes los constantes ataques de invasores portugueses e ingleses, se crearon una serie de fortalezas para asegura la zona. En este sentido, se levantaron diferentes torres fortaleza a lo largo del sur de Ourense.

La Torre de A Forxa es el mejor ejemplo de estas torres, en la localidad de Porqueira. El objetivo de su construcción fue proteger la laguna de Antela y la entrada del Valle de Limia. La torre estaba dentro de una fortaleza mucho más amplia, pudiendo ser incluso hogar de residencia del Rey García I.

torre da forxa ourense

José Antonio Gil Martínez

Fue habilitado como monasterio de la Orden de San Jerónimo y, a lo largo de la historia, fue ocupado por personajes como el Duque de Láncaster.

Tras la desaparición de otros edificios del conjunto, como su iglesia románica, entre los siglos XVIII y XIX, hoy queda en pie la torre principal de planta cuadrada y 23 metros de altura, en un excelente estado de conservación. El interior de la torre está compuesta por plantas de madera y conectadas por escaleras.

4. Castillo de Maceda

Muy cerca de la propia ciudad de Ourense, en la localidad de Maceda, un castillo domina lo alto del cerro. Fue en el siglo XI cuando se comenzó con la construcción de dicha fortaleza, con el levantamiento de la torre del homenaje, pensando en detener la incursión musulmana, en primer lugar, y las posteriores invasiones lusitanas en siglos posteriores.

Sorprende por la anchura de sus muros interiores, siendo uno de los más gruesos de todos los castillos de Europa. Además de su grosor, la muralla sobresale por sus dos torres cilíndricas. La fortaleza se ha ido adaptando con los siglos. Buen ejemplo de ello es la reestructuración de los ángulos de la fortificación para hacer frente a las diferentes armas de fuego.

castillo maceda ourense

Lansbricae

Es uno de los castillos de Ourense con más historia. No en vano, estuvo viviendo durante sus primeros años e Rey Alfonso X El Sabio.

Su aspecto robusto exterior esconde también un palacio que ha sido propiedad de los condes de Benavente o de Maceda. Declarado como monumento histórico-artístico a finales de los años 40, la fortaleza se encontraba en ruinas hasta que se procedieron a las obras de reacondicionamiento, en el que se convirtió en un hotel.

5. Pazo de Arnado

En Ourense, al igual que en el resto de Galicia, una de las construcciones más afamadas son los denominados pazos. Pues bien, en esta provincia podemos encontrar un pazo fortificado. Situado junto a la ribera del río Sil, en Arnado, dentro del concejo de Vilamartín de Valdeorras. Se trata de una construcción relativamente nueva y, por desgracia, inacabada.

Utilizando la antigua casa y bodega de la localidad, perteneciente a la Orden de Santiago, fue adquirida por Pedro Sanjurjo Pérez, conde de Penela, tras la desamortización. Fue su hijo el que decidió construir el pazo con elementos fortificados. El castillo queda determinado por dos torres que custodian una construcción de planta rectangular, rematadas por almenas  de lados escalonadas y varias piedras de armas en su fachada.

pazo arnado castillo ourense

Estevoaei

Se dice que se levantó en honor a su mujer, pero Sanjurjo no pudo ver su obra finalizada, al fallecer en 1920. La construcción se quedó detenida.

Tras 100 años en los que la construcción ha estado abandonada, ha sido adquirida para convertirse en una bodega, plantando vides en el entorno del castillo y finalizando la construcción para convertirlo en emblema de dicha bodega.

6. Castillo de Ribadavia

En el oeste de la provincia podemos encontrar pueblos realmente encantadores. Uno de los más llamativos, en este sentido, es Ribadavia. Rodeado de viñedos, este pueblo de origen medieval tiene numerosos atractivos, entre los que destaca su fortaleza.

El castillo ocupa el lugar en el que se encontraba una antigua capilla prerrománica y una casa-torre, sobre un promontorio a orillas del río Avia. El castillo que hoy podemos ver se comenzó a finales del siglo XIV, aunque no fue hasta el siglo XV cuando se terminó debido a las continuas invasiones. A pesar de ello, no destaca por ser un castillo defensivo, sino que su uso era principalmente residencial.

castillo ribadavia ourense

Lmbuga

Siendo abandonado en el siglo XVII, la fortaleza quedó en ruinas, conserva sus murallas exteriores y ciertos elementos como la entada al castillo.

A pesar de este deterioro, entre los que destaca la pérdida de la torre del homenaje, sigue conservando una importante necrópolis del siglo IX-XII. Asimismo, hace unos años se acometió una rehabilitación para asegurar esos muros.  En la actualidad, en el interior del castillo se celebra la Muestra Internacional de Teatro de Ribadavia.

Tal y como has podido comprobar en este artículo, hay numerosos castillos en Ourense de lo más interesantes. Diferentes fortificaciones de gran importancia histórica, siendo uno de los numerosos atractivos de esta bellísima provincia.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Send this to a friend