7 Castillos de Burgos que Visitar

Burgos es una provincia que destaca sobradamente por su patrimonio. Solo es necesario ver la ingente cantidad de pueblos que han sido declarados conjunto histórico-artístico para comprobarlo. Precisamente, en este artículo nos queremos centrar en otra parte importante de su patrimonio. En este caso, de algunos de los castillos de Burgos que tienes que visitar.

A través de este artículo, podrás descubrir diferentes castillos, fortificaciones y torreones de la provincia burgalesa.

castillos burgos

Rowanwindwhistler

Aun hoy en día, Burgos contiene monumentos de gran relevancia, levantados durante la Edad Media, muchas de ellos con la Reconquista, levantando fortificaciones para recular la invasión musulmana. Aun así, podrá encontrar ejemplos de otras épocas, incluso contemporáneas, dentro de los castillos que os vamos a mostrar.

¿Pensando en recorrer esta preciosa provincia? Si es así, aquí te recomendamos una serie de alojamientos rurales en Burgos, ¡échales un vistazo!

Castillos y Fortalezas que descubrir en Burgos

A continuación, os vamos a hablar de hasta 7 castillos que podrás ver en la provincia de Burgos y que, sin lugar a dudas, te maravillarán.

1. Alcázar de los Condestables de Medina de Pomar

No cabe duda de que Medina de Pomar es uno de los pueblos con más encanto de la provincia de Burgos. Una localidad de arquitectura castellana que os recomendamos descubrir. Precisamente, uno de sus mayores atractivos es el Alcázar de los Condestables, uno de los castillos más espectaculares de Burgos.

Se estima que su construcción comenzó a finales del siglo XIV, con un marcado estilo mudéjar. El alcázar está custodiado por dos robustas torres de planta cuadrada. Cada una de ellas tenía funciones bien diferenciadas, configuradas para crear un singular castillo-palacio.

castillos burgos alcazar medina pomar

Rafa

En la torre sur se encontraba la zona palaciega, con rincones más ornamentados, entre los que destaca el friso mudéjar. Por su parte, en la torre norte se encontraba el servicio y el ejército que defendía la fortaleza.

Declarado como Bien de Interés Cultural en 1931, fue restaurado hace poco más de 20 años. En la actualidad, la torre sur alberga el Museo Histórico de las Merindades, donde se encuentra una sala de exposiciones, así como la sala noble del alcázar o la sala de etnografía.

2. Castillo de Olmillos de Sasamón

Olmillos de Sasamón es una pequeña localidad del municipio de Sasamón que cuenta con poco más de 50 habitantes. Una localidad que cuenta con diferentes lugares que conocer, como la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora, de estilo renacentista. De la misma forma, sobresale su magnífico castillo.

El Castillo de Olmillos de Sasamón te sorprenderá. Constituido como un palacio señorial en el siglo XV. Una pequeña fortaleza de planta cuadrada que sobresale por las torres circulares situadas en sus esquinas. Para la construcción, se utilizaron piedras de sillarejo. Antiguamente estaba protegido por un conjunto fortificado, del que hoy quedan unos pequeños restos.

castillos burgos castillo olmillos sasamon

Luis Rogelio HM

El castillo fue construido por Pedro de Cartagena, judío converso, el cual fundó el mayorazgo, pasando posteriormente al linaje de los Valoria y la casa ducal de Gor.

Durante la Guerra de la Independencia, el castillo fue incendiado en 1812. Cayó en el olvido hasta que, a finales de los 80, se decidió restaurar y destinar a celebración de evento. Más aún, ya en los 2000, se completó la rehabilitación para convertir el castillo de Olmillos de Sasamón en un hotel de 4 estrellas.

3. Castillo de Frías

Frías es una de las villas medievales con más encanto de todo el país. El turista queda sorprendido por el puente que cruza el Ebro y sus casas apelotonadas en el cerro. El castillo de los Duques de Frías corona el Cero de La Muela de forma imponente, en una posición privilegiada sobre el Valle del Ebro.
Hablamos del castillo roquero más impresionante de la provincia de Burgos, ¡y uno de los más destacados de Castilla! Es probable que el primer asentamiento fortificado fuera de mediados del siglo IX. Sin embargo, la construcción que hoy se puede visitar data de finales del siglo XII y principios del siglo XIII. Lasa almenas y adarves recorren todo el perímetro de la roca, asegurando su seguridad.

castillo frias burgos

Rodelar

La torre del homenaje funcionaba de forma independiente al resto de la fortificación, donde destaca una terraza almenada y desde donde poder obtener unas vistas impresionantes de la villa burgalesa.

Otros puntos que destacan son los ventanajes en las murallas o el puente levadizo sobre un foso excavado. La torre del sur, de planta circular, sorprende al visitante por su reloj, el cual posiblemente acompaña a la villa desde el siglo XVI.

4. Castillo de Peñaranda de Duero

El legado medieval de Peñaranda de Duero es asombroso. Por eso, te recomendamos recorrer sus calles y descubrir diferentes lugares como la Colegiata de Santa Ana o el Palacio de los Condes de Mirando. Sin embargo, nada más llegar a la localidad, lo que más llama la atención es su castillo, situado en lo alto de un cerro que sirve como telón de fondo para tener una imagen bellísima de todo el pueblo.

Esta fortaleza se construyó originalmente en el siglo XI. El objetivo de la misma era bien claro: hacer retroceder el avance árabe, creando una línea defensiva con otros castillos de la zona, como el de Peñafiel. Ampliamente reformado en el siglo XV,  sobresale por la perfección de sus proporciones, es uno de los castillos más armoniosos de la provincia de Burgos.

castillos burgos peñaranda duero

Zarateman

De forma alargada, el castillo se adapta perfectamente a la orografía del cerro, destacando su torre del homenaje, de planta cuadrada y de 4 pisos, alzada en el siglo XV.

A pesar de quedar abandonada en el siglo XVII, la robustez en su estructura ha hecho que pueda llegar hasta nuestros días en pie. La torre del homenaje es actualmente el Centro de Interpretación de los Castillos.

5. Torreón de Fernán González

Covarrubias es un lugar lleno de historia, por los 4 costados. Un encantador pueblo que muchos conocen como “la cuna de Castilla”. Este sobrenombre se debe, entre otras cuestiones, al Torreón de Fernández González.

¿Y a qué se debe? A que es la primera fortaleza constituida en Castilla y, por ende, donde dio comienzo este reino, en el siglo X. Construido para proteger el vado del río Arlanza sobre un antiguo torreón de origen  probablemente romano, fue el primer pronto de control fronterizo con los musulmanes.

castillos burgos torreon fernandez gonzalez covarrubias

Turismo Rural Arlanza

El torreón tiene 30 metros de altura, con cuatro pisos y tiene forma de pirámide truncada y base rectangular. Sobresale por sus muros de gran espesor.

Sin lugar a dudas, tenemos una gran suerte de todavía disfrutar de un torreón prerrománico de semejantes características aun hoy en día. En la actualidad, alberga una impresionante exposición de armas de asedio de la Edad Media.

6. Castillo de las Cuevas

Obviamente, la mayoría de castillos de Burgos se levantaron durante la Edad Media. Eso sí, podemos encontrar alguna excepción de lo más curiosa. Hablamos del Castillo de las Cuevas  es un excelente ejemplo de arte marginal.

Situado en Cebolleros, es un castillo que comenzó a construir en 1978 Serafín Villarán durante los fines de semana y veranos. Para ello, en un lugar en el que había dos bodegas, utilizó cantos rodados del río Nela.

castillos burgos castillo cueva

Cronoser

Hoy en día, el castillo cuenta con 5 plantas y sobresale por su singular estilo que se podría vincular al posmodernismo, sobresale por sus corres circulares y sus almenas redondeadas.

Aun sin terminar y con Serafín fallecido en 1998, varios familiares se hicieron cargo para continuar con esta magna obra. Se pueden visitar varias de las plantas del castillo, así como realizar donativos para seguir con su construcción.

7. Castillo de Mazuelo de Muñó

Hay diferentes castillos burgaleses que, si bien es cierto que no son tan majestuosos, son realmente interesantes. Es lo que sucede con el Castillo de Mazuelo de Muñó, el cual se pudo construir a mediados del siglo XIV o el primer tercio del siglo XV, por parte de la familia Carrillo.

El castillo está constituido por una torre fortificada de basa cuadrada y 4 plantas, de robustas paredes, con una barbacana en torno a la misma. La torre es de un marcado estilo renacentista, algo que se puede comprobar en elementos como sus grandes ventanas adinteladas y arcos de medio punto.

castillo mazuelo muño burgos

Sanbec

A pesar de sufrir un incendio en los años 20, se ha conseguido rehabilitar, hasta el punto de que fue declarado bien de interés cultural en 1991.

Actualmente, este castillo ese usa como vivienda, aunque se puede solicitar la visita por dentro, si así se desea.

Como puedes ver, hay numerosos castillos que ver en Burgos. Planifica desde ya tu viaje y descubre esta hermosa tierra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Send this to a friend