8 Parques Naturales y Espacios Protegidos de Huesca

La provincia oscense es un destino maravilloso para el amante del turismo rural. Lo hemos comprobado en multitud de ocasiones, ya sea viendo algunos de sus preciosos pueblos o rutas que realizar. Hoy, lo queremos hacer repasando los parques naturales, nacionales y otros espacios protegidos de Huesca.

La naturaleza es uno de los principales reclamos de Huesca. Sus paisajes de montaña, principalmente en el Pirineo, así como de media montaña, le otorgan una belleza incomparable.

parques naturales huesca

Jmtd

Espacios Naturales que Visitar en Huesca

En Huesca podemos encontrar uno de los primeros parques nacionales de nuestro país, como es Ordesa, así como parques naturales de lo más singulares como la Sierra y Cañones de Guara, los Valles Occidentales o Posets-Maladeta. Hay muchos y diversos parajes naturales que descubrir en esta provincia, ¡ya veréis!

Recuerda que si estás pensando en una escapada en Huesca, lo mejor es alojarse en una casa rural. Te recomendamos una serie de alojamientos en la provincia oscense que te encantarán.

Sin más preámbulos, te vamos a hablar sobre los diferentes espacios naturales que visitar en Huesca. En total, hemos seleccionado  hasta 8 de estos parajes que son perfectos para una escapada.

1. Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es el espacio protegido más excepcional de la provincia oscense. Esta zona del Pirineo Aragonés fue declarada parque nacional hace más de 100 años y constituye uno de los paisajes más espléndidos de alta montaña de todo el país, gracias a sus profundos cañones, coloridos bosques y glaciares. El ecosistema es único en Ordesa y Monte Perdido, proporcionando cobijo a numerosas aves, entre las que destaca el quebrantahuesos o el urogallo.

parque nacional ordesa huesca

Vilanchelo

También es un lugar perfecto donde poder ver otros animales como el sarrio o el rebeco. Este parque nacional comprende numerosos lugares que os recomendamos visitar. Por ejemplo, os invitamos a conocer el Valle de Ordesa y la cascada de la Cola de Caballo, así como el profundo Cañón de Añisclo, las Gargantas de Escuaín o el Valle de Bujaruelo.

2. Parque Natural de los Valles Occidentales

Situado en el interior del Pirineo Aragonés, en el oeste del mismo, este parque natural es uno de los más característicos de Huesca. La acción de los glaciares ha formado valles, circos y cubetas de gran belleza paisajística y que transcurre desde las cabeceras de los ríos Aragón Subordán, Estarrún o Veral. Una de las cuestiones más peculiares de los Valles Occidentales reside en su clima atlántico y que repercute en su vegetación.

parques naturales huesca valles occidentales

Toni Pérez Padilla

Buena prueba de ello lo encontramos en sus impresionantes y frondosos bosques, destacando los hayedos. Entre los valles más conocidos destacan el Valle de Hecho, el Valle de Ansó o el de Aragüés del Puerto. Entre sus más de 27.000 hectáreas de terreno, en los Valles Occidentales puedes encontrar lugares realmente bellos, como la Selva de Oza, el Hayedo de Gamueta, el Valle de Aguas Tuertas o el Castillo de Acher. Diferentes rincones que te maravillarán.

3. Parque Natural de Posets-Maladeta

El norte de Huesca y el Pirineo Aragonés se caracteriza por sus paisajes de alta montaña. Pues bien, los picos más altos se concentran en el noreste: el Aneto, Posets y Llardana dominan el Parque Natural de Posets-Maladeta. De la misma forma, este espacio natural comprende más de 100 lagos de origen glaciar, junto con sus impresionantes cascadas hacen que sea todo un espectáculo para el visitante.

parques naturales huesca posets maladeta

Wildfox

Hay numerosos lugares que puedes visitar en el Parque Natural de Posets-Maladeta. Puedes realizar una excursión por el Valle de Eriste y conocer la espectacular Cascada de Espigantosa o la Forau de Aigualluts. Asimismo, si quieres ver, desde todos los ángulos, la montaña de Posets, puedes realizar la ruta de los tres refugios de Estós, Viadós y Ángel Orús.

4. Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara

En el Prepirineo, podemos encontrar el espacio natural más grande no solo de Huesca, de todo Aragón. Se trata del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara. Esta zona se caracteriza por sus profundos y espectaculares barrancos, ubicados en parajes de naturaleza salvaje, siendo un paraíso para los amantes del barranquismo. Las aguas cristalinas de sus ríos forman saltos, pozas y cascadas de una gran belleza.

parques naturales huesca sierra cañones guara

Birding in Spain

Por supuesto, entre los atractivos que puedes conocer en este parque natural oscense están sus barrancos y cañones, como los de Mascún, Gorgas Negras, la Peonera, el Vero o el Balced. Hay diferentes lugares, en concreto, que te maravillarán de la Sierra de Guara, entre los que destacan el impactante Salto del Bierge, el Salto de Roldán o la Fuente Tamara.

5. Paisaje Protegido de Foces de Fago y Biniés

En el oeste de la provincia de Huesca, más allá de los extensos parques naturales de la provincia, podemos encontrar un espacio protegido de gran belleza. Un espacio desconocido por muchos, como es el Paisaje Protegido de Foces de Fago y Biniés, constituido por dos impresionantes cortados constituidos por los ríos Veral y Majones.

paisaje protegido foces fago huesca

Lozano Manzanedo

Este espacio natural de 2.500 hectáreas sobresale por su vegetación, con especies como la carrasca en las zonas más elevadas, mientras que en los fondos de los cortados se pueden encontrar hayas, fresnos o abedules. Dentro de la riqueza faunística destaca el famoso quebrantahuesos, así como la nutria o el alimoche. En sus tíos, cabe destacar la trucha común o el barbo colirrojo.

6. Paisaje Protegido de San Juan de la Peña y Monte Oroel

Situado en la comarca de Jacetania, este paisaje protegido es uno de los mejores ejemplos de media montaña. En la zona norte, mucho más húmeda, los bosques de abetos, avellanos o hayas dibujan paisajes de ensueño. Por su parte, el sur muestra ecosistemas mucho más cálidos, con una vegetación dominada por carrascas o tomillo. El paisaje queda coronado por la Peña Oroel, siendo tierra de leyendas y donde se cree que comenzó la Reconquista en Aragón.

paisaje protegido san juan peña monte oroel huesca

Ziegler175

Por otro lado, la fauna de San Juan de la Peña y Monte Oroel queda dominada por aves como el quebrantahuesos o el halcón peregrino, así como mamíferos como el corzo. La naturaleza no es, ni mucho menos, el único y principal atractivo de este paraje. En él también destaca el Monasterio de San Juan de la Peña, una de las joyas del románico que sobresale por su claustro exterior o su Panteón Real.

7. Monumento Natural de Los Mallos de Riglos, Agüero y Peña Rueba

En la frontera entre Zaragoza y Huesca está uno de los paraísos para los amantes de la escalada. Unas paredes verticales realmente espectaculares que rozan, en algunos casos, los 300 metros de altura y que dominan un paraje espectacular: el Monumento Natural de Los Mallos de Riglos, Agüero y Peña Rueba.

parques naturales huesca monumento natural mallos riglos

Diego Cue

Los mallos son los protagonistas de este espacio protegido. Unas formaciones elevadas fruto de la creación de la cordillera pirenaica y con una característica forma redondeada, similar al de una chimenea. El color rojizo de los mallos, debido a las capas de arcilla y hierro, le otorgan un encanto excepcional al paraje, junto con las masas forestales a los pies de los mallos y el río Gallego que lo atraviesa con sus saltos de agua. Un espacio increíble.

8. Monumento Natural de los Glaciares Pirenaicos

En la zona norte de Huesca, junto a la frontera con Francia, podemos encontrar un paisaje único. Enclavado entre los valles de los ríos Gállego y Noguera Ribagorzana, este monumento natural incluye los glaciares más meridionales de Europa. En total, son 8 los macizos que se sitúan a lo largo de la frontera pirenaica bajo esta figura de protección.

monumento natural glaciares pirenaicos huesca

Faras

Obviamente, lo más destacado de este espacio natural son las lenguas de hielo permanente en estos macizos, entre los que destacan los glaciares de Aneto, Monte Perdido o Pico Viñamala. Además de los grandes volúmenes de hielo que, por desgracia, están desapareciendo en los últimos años a causa del calentamiento, dentro de este monumento natural se pueden encontrar morrenas, ibones o espectaculares valles en forma de U.

Ya puedes comprobar que en Huesca hay parques naturales y parajes de auténtico ensueño. Zonas espectaculares en las que poder realizar actividades al aire libre, disfrutando de paisajes únicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Send this to a friend