Medidas y requisitos para reapertura de alojamientos rurales

Poco a poco, vamos viendo cómo va a ser la reapertura de los negocios, tanto en las fases de desescalada, como en esa transición que garantice la seguridad y salud de todos nosotros.

No cabe duda de que uno de los sectores más castigados, durante esta crisis, ha sido el turismo. Además de la paralización literal del sector, con el confinamiento, uno de los mayores retos para su reactivación es la de poder hacerlo con seguridad, debido al posible riesgo de contagio que se pueden producir en las instalaciones.

medidas alojamientos rurales covid 19

Es, por ello, que el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha elaborado un protocolo con medidas para la reducción del contagio por el coronavirus SARS-CoV-2, con diferentes directrices y recomendaciones, y con el objetivo de preparar la reapertura de los alojamientos rurales.

Gestión de Riesgo en los alojamientos rurales

En este sentido, una de las cuestiones más importantes es que los alojamientos tienen que asumir un compromiso firme para la gestión de riesgo, mediante la implementación de medidas y la coordinación.

Para ello, se debe de conformar un grupo de trabajo, donde tiene que haber un responsable para la gestión o la representación legal de los trabajadores, si la hubiere. Este comité de gestión, deberá de definir las estrategias y toma de decisiones para minimizar los riesgos de contagio.

Esta estrategia se debe de basar en la identificación de riesgos, debido a la afluencia de clientes y servicios, así como a la información que puedan recabar del ayuntamiento en el que se encuentra la casa rural. Por otro lado, se debe de garantizar la formación de todo el personal, para llevar a cabo el plan de contingencia.

De la misma manera, se tiene que asignar las responsabilidades pertinentes en el marco de la gestión del riesgo, la implantación de un protocolo en caso de que un cliente o empleado muestre sintomatología compatible con la COVID-19 o el aprovisionamiento de recursos materiales necesarios para poder realizar el servicio con la máxima seguridad.

Medidas generales para un alojamiento rural

Estas directrices muestran una serie de requisitos generales que siempre conviene recordar. Por un lado, la identificación de personas de riesgo y las medidas de seguridad. Asimismo, será necesario establecer y difundir unas pautas de higiene claras antes, durante y después del trabajo y proporcionar equipos de protección individual adecuados.

Por supuesto, se deberán de seguir las mismas recomendaciones que para el resto de la población, como es el distanciamiento social o el frecuente lavado de manos con agua y jabón o una solución desinfectante.

Por su parte, se deberá de de hacer hincapié en estas normas de uso en usos comunes, como accesos, terrazas, ascensores o comedores, al igual que realizar la ventilación pertinente de cada una de estas áreas o en otra cualquier actividad que se lleve a cabo, dentro del alojamiento.

También hay requisitos específicos para el personal de limpieza, como es tirar de forma segura los equipos de protección desechable, en cubos con tapa sin accionamiento manual, o en caso de equipos reutilizables, procediendo a su desinfección. El personal solo podrá estar en el interior de la habitación, cuando no esté el cliente.

El personal de limpieza tiene una serie de requisitos específicos, como el aireado de las habitaciones, reemplazo de toallas y limpieza específica de cualquier superficie denominada de alto nivel de uso o contacto, como los pomos de las puertas. En cuanto a la limpieza, se deberá de tener en cuenta la posible contaminación cruzada, por lo que solo se colocará la ropa limpia tras la limpieza y desinfección de la habitación, introduciendo previamente la ropa sucia en bolsas.

Además, el personal, a la hora de atender a cualquier cliente, deberá de estar protegido adecuadamente. Por su parte, el personal de cocina deberá de remitirse al protocolo de medidas de reducción de contagio en servicios de restauración.

Medidas de servicio

Además de seguir las medidas generales de seguridad, donde se incluye el uso de mascarilla al tratar con el cliente, existen diferentes recomendaciones para evitar posibles contagios. Por ejemplo, se debe de asegurar y señalizar la distancia de seguridad entre clientes, proporcionar gel desinfectante a todos ellos.

De la misma manera, tanto en el pago, como en la recepción de clientes, se debe garantizar la correcta desinfección de llaves, teléfonos datafonos, después de cada uso.

En diferentes cuestiones, relativas a reservas y al turismo, se recomienda usar la vía informática para recomendaciones de destinos, mediante el envío al móvil de los atractivos turísticos de la zona, o para el prechecking.

Como puedes ver, existen muchas medidas, así que lo mejor que puedes hacer es revisar detenidamente el protocolo de medidas de actuación. Aquí, puedes descargar la guía completa sobre las medidas de reducción de contagio por Coronavirus en alojamientos rurales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Send this to a friend