7 Parques Naturales y Espacios Protegidos de Cantabria

Cantabria es sinónimo de naturaleza. Cualquiera que haya pasado por este territorio del norte de la península lo sabe. Conocida por sus preciosas playas en la costa, así como el paisaje montañoso de su interior, no deja indiferente a nadie.

Lo vamos a demostrar una vez más con este artículo, en el que hablamos sobre algunos de los diferentes parques naturales, parques nacionales y otros espacios protegidos de Cantabria.

parques naturales cantabria

Teofrasto820

Espacios Naturales que visitar en Cantabria

Pasando por la zona oriental del Parque Nacional de Picos de Europa, pasando por las Dunas de Liencres o las Marismas de Santoña, Cantabria tiene mucho que mostrar al visitante.

Si estás pensando en una escapada de unos días en la comunidad, aquí te aconsejamos casas rurales en Cantabria que tenemos a tu disponibilidad en Sensación Rural.

A continuación, os vamos a enseñar hasta 7 parques naturales y espacios protegidos de Cantabria y que son perfectas para una escapada.

1. Parque Nacional de Picos de Europa

Uno de los espacios naturales más espectaculares de toda España es, sin lugar a dudas, el Parque Nacional de Picos de Europa. Fue el primero en ser denominado como tal hace ya más de 100 años y se trata del único espacio compartido entre tres comunidades distintas: Asturias, Castilla Y León y, por supuesto, Cantabria, donde ocupa el este y sudeste de este magnífico lugar. El paisaje montañoso y escarpado define este paraje natural, así como sus lagos glaciares y bosques. ¿Y qué ver en la parte cántabra de los Picos de Europa?

parque nacional picos europa cantabria

Teofrasto820

De norte a sur puedes encontrar lugares impresionantes, comenzando por el Desfiladero de la Hermida, la impresionante frontera del parque nacional, con 21 km de longitud y paredes verticales de más de 600 metros de altura. Fuente Dé es otro de los puntos más interesantes del parque nacional en Cantabria, donde subir en teleférico y poder obtener una de las mejores vistas de todo este espacio natural. De la misma forma, al sur, puedes descubrir el Hayedo de Ilces, uno de los más majestuosos de toda la comunidad. Hay lugares preciosos que ver en esta zona y eso que solo hemos puesto tres ejemplos, ¡hay muchos más!

2. Parque Natural Dunas de Liencres y Costa Quebrada

Cantabria tiene un sinfín de parques naturales, de lo más variados entre sí. Sirva como ejemplo el Parque Natural de las Dunas de Liencres y Costa Quebrada. Situado en la desembocadura de la ría de Mogro, cuenta con dos playas de una singular belleza, como son las playas de Valdearenas y Canallave, las cuales están custodiadas por las dunas y el bosque de pino marítimo. De poca extensión, se trata de uno de los paisajes dunares más interesantes de todo el norte de España.

parque natural cantabria dunas liencres

Flammab

Así, destacan dos zonas diferenciadas. Por un lado, la duna de las playas, de carácter móvil, y las de la propia ría, fijadas gracias al junco o el cardo marino. El bosque fue plantado hace 7 décadas con el objetivo de fijar la duna móvil procedente de las playas, logrando el paisaje tan característico. Además del bosque y de las playas, es recomendable visitar el Parque Geológico de Costa Quebrada, comprendido entre la punta de Los Pilis y la Marisma de Miengo, presentando no solo un lugar atractivo del litoral cántabro, sino un lugar didáctico con el que conocer la evolución de estos ecosistemas.

3. Parque Natural de Saja-Besaya

Saja-Besaya es uno de los parques naturales de Cantabria más espectaculares y el de más extensión. Situado en la zona centro-occidental de la comunidad, su paisaje queda definido por los preciosos y profundos valles de la cuenca del Besaya y por el recorrido de la cabecera del río Saja. Los grandes desniveles del valle dibujan lugares diversos, alternando brañas con bosques, especialmente hayedos y robledales que adquieren colores muy atractivos en otoño. También destaca la riqueza faunística de este espacio protegido, con ejemplares como el jabalí, el lobo o el corzo.

parques naturales cantabria saja-besaya

Juan Sin Tierra

Dentro de este espacio natural se puede visitar uno de los pueblos más sorprendentes de Cantabria, como es Bárcena Mayor y su arquitectura montañesa. También te recomendamos visitar los grandes hayedos en torno a esta localidad. De la misma forma, desde el Balcón de la Cardosa podrás apreciar la magnificencia del hayedo de Saja y el Valle de Cabuérniga. Otros sitios que puedes visitar son la Cueva del Poyo o cascadas de gran belleza como las del Pozo del Amo.

4. Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel

Los humedales son también uno de los paisajes característicos de la comunidad cántabra. En este sentido, la zona  de la Costa Central-Oriental que comprende las localidades de Noja, Esccalante, Limpias y Laredo sobresale de entre todas ellas. Hablamos del Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, un conjunto de humedales que dan cobijo a más de 130 diferentes especies de aves.

parque natural cantabria marismas santoña

Tiia Monto

Estos estuarios se pueden visitar desde el Centro de Vistiantes de Santoña.,así como otros puntos, al encontrarse repartidos en una zona de más de 6.5000 hectáreas. Las de Santoña y Ciero surgen de la desembocadura de los ríos Clarín y Asón, con la ría de Treto, resultante de la confluencia. Por otro lado, también se pueden visitar las marismas de Victoria y Joyel, al oeste del parque natural,  además de las marismas de La Lastra y Bengoa o los canales de Boó y Argaños.

5. Parque Natural de Oyambre

San Vicente de Barquera y Comillas son dos de las localidades más espectaculares de Cantabria. Además de su riqueza patrimonial, uno de los motivos de la belleza de ambas es el paisaje que lo rodea, limitado por el Parque Natural de Oyambre. Probablemente se trata del espacio protegido de Cantabria con mayor diversidad paisajística, con estuarios, masas forestales, playas y acantilados. Todo ello le otorga una gran relevancia paisajística y medioambiental.

parque natural oyambre cantabria

Fernando Arribas Uguet

Hay muchos lugares que puedes descubrir sin salir de este magnífico parque natural cántabro. Todo este espacio comprende numerosas playas de aspecto salvaje, sobresaliendo la extensa y profunda Playa de Merón, así como la Playa de Oyambre. De la misma forma, están ampliamente reconocidos los estuarios de la ría de San Vicente o la ría de la Rabia. En la zona interior del parque natural también destaca el Monte Corona, una impresionante masa forestal con vistas al mar, compuesto por hayas, robles y especies típicas del bosque atlántico.

6. Parque Natural de los Collados del Asón

En la zona oriental del interior de Cantabria podemos encontrar los Collados del Asón, quizás el parque natural de Cantabria más desconocido, pero que igualmente impresiona a todo aquel que lo visita. De hecho, es uno de los mejores ejemplos del modelado kárstico de la zona, fruto de la glaciación de la era Cuaternaria de la montaña oriental cántabra. A sus afilados acantilados y formaciones kársticas de lo más curiosas hay que destacar sus bosques en las cotas bajas, dominado por hayedos.

parques naturales cantabria collado ason

Tono Reguera

El entorno del Valle de Asón nos descubre un sinfín de lugares más que interesantes y que se pueden conocer a través de diversas rutas de senderismo. Probablemente el punto más interesante del espacio natural sea el nacimiento del río Asón, el cual aparece en una abrupta cascada, con una caída de 70 metros junto a una pared vertical, ¡espectacular! Asimismo, también se puede visitar el Circo de Hondojón  o el bello nacimiento del río Gándara y los bosques y hayedos del Alto Asón, ¡te impresionarán!

7. Monumento Natural de Secuoyas del Monte Cabezón

Es un pequeño espacio natural, sobre todo en comparación con los anteriores parques naturales que hemos mencionado anteriormente. Sin embargo, no deja de ser un lugar de lo más destacable y de los más visitados en territorio cántabro. Efectivamente, hablamos de un bosque de secuoyas, unos árboles que destacan por sus increíbles dimensiones, el cual se encuentra en el Monte de Cabezón, próximo a la localidad de Cabezón de la Sal.

monumento natural cantabria secuoyas cabezon

Bauglir

¿Y qué hace un bosque de secuoyas en Cantabria? Estas dos hectáreas y media se plantaron en los años 40, con la idea de generar madera de forma rápida. Sin embargo, no se llegaron a talar y el resultados hoy en día es el de más de 800 secuoyas que alcanzan los 40 metros de altura. Declarado monumento natural, es un espacio que se puede visitar en apenas una hora, en un agradable paseo a través de caminos y pasarelas de madera.

Ya has podido comprobar que hay parques naturales en Cantabria repletos de una singular belleza, tanto en el interior, como en la costa de la comunidad. Seguro que te hemos dados buenas ideas para el próximo viaje, ¿verdad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Send this to a friend