Costa Brava | 22 preciosos lugares y pueblos que ver

Siempre que pensamos en un destino vacacional, la Costa Brava es una de las primeras opciones que se nos vienen a la mente. No es de extrañar, puesto que lo tiene absolutamente todo.

La Costa Brava recorre el litoral de Girona. Esto es, desde el municipio de Blanes, hasta Portbou, en la frontera con Francia. Un recorrido de más de 200 Km. de costa donde poder ver lugares espectaculares.

costa brava

¿Y por qué la costa de Girona se denomina Costa Brava? Este término se comenzó a acuñar a principios del siglo XX. La razón era el paisaje escarpado y agreste de la zona. Pronto se empezó a popularizar este término, siendo adoptado como forma oficial a mediados de la década de los años 60, con el auge del turismo en España.

Buena culpa de su fama reside en que fue el refugio de algunas de los artistas más reconocidos, los cuales se enamoraron de la Costa Brava, como es el caso de Salvador Dalí, Picasso o Marc Chagall.

Qué ver en la Costa Brava

A lo largo del litoral girones, podemos ver todo tipo de lugares. El que desee ir a la playa, aquí encontrará playas de todo tipo. Desde playas grandes y en pueblos muy turísticos a pequeñas y apartadas calas, en mitad de la naturaleza.

Si te gusta visitar pueblos, en la Costa Brava puedes ver diferentes localidades donde todavía se respira el ambiente marinero, con sus casas de pescadores encaladas de color blanco, o puedes visitar también pequeñas villas medievales.

costa brava que ver

Une a todo ello diferentes paisajes maravillosos, como los de sus acantilados, así como lugares que denotan la historia milenaria en la costa y tendremos una mezcla increíble. ¡Tienes mucho que ver en la Costa Brava!

Lo mejor de la Costa Brava ya no es solo la infinidad de lugares que puedes ver y descubrir, es también la cantidad de actividades que puedes realizar. Puedes realizar diferentes visitas culturales, tanto en la costa como en pueblos del interior de esta zona turística.

De la misma manera, puedes disfrutar de unas vacaciones en familia, pudiendo disfrutar de sus numerosas playas, las cuales están adaptadas a las mayores exigencias. No en vano, la Costa Brava contiene hasta 27 playas con el distintivo de “bandera azul”.

Pero, por si fuera poco, también es el destino ideal para los más aventureros. La oferta de actividades acuáticas que hay en la Costa Brava es impresionante, desde paseos en Kayak a buceo.

Asimismo, los amantes del senderismo tienen en la Costa Brava uno de los destinos más espectaculares. Por toda la costa, tienes un recorrido único para descubrir sus acantilados y playas, como es el Camí de Ronda. Como puedes ver, hay una infinidad de cosas que puedes hacer en la Costa Brava, ¡por eso es un destino turístico único!

   Si decides pasar tus vacaciones en un entorno natural maravilloso, ¡mejor que sea en un alojamiento rural! Aquí, puedes ver las diferentes casas rurales que tenemos en la Costa Brava, ¡échales un ojo!

22 Lugares y Pueblos para enamorarte de la Costa Brava

A continuación os vamos a hablar de 22 lugares que puedes ver en la Costa Brava. Da igual cual sea tu plan, seguro que encuentras rincones que te enamorarán.

1. Cadaqués y la Casa-Museo de Dalí

No cabe duda de que Cadaqués es uno de los destinos más populares de la Costa Brava, ¡y no es de extrañar! Dentro de esta localidad, se muestran prácticamente todos los ingredientes que hacen de esta zona un lugar maravilloso. Si nos referimos a la localidad, es uno de los pueblos que mejor han sabido mantener su esencia marinera. Un pueblo repleto de casitas blancas que enamoró al mismísimo Salvador Dalí.

cadaques

Cadaqués es un precioso lugar para pasar las vacaciones o para visitar en un día. Te invitamos a pasear por las estrechas calles de su casco antiguo y visitar la Iglesia de Santa María además de, por supuesto, la casa-Museo de Portillgat, la impresionante residencia-taller de Salvador Dalí. Fue uno de los lugares más habituales donde el magnífico artista trabajó desde 1930 hasta la muerte de su esposa y se caracteriza por su estructura laberíntica y por formas y proporciones diferentes, emulando sus propias obras.

2. La fortaleza, casco antiguo y playas de Tossa de Mar

Situado entre preciosas calas, emerge la preciosa localidad de Tossa de Mar, uno de los lugares de visita obligatoria de la Costa Brava. Tossa de Mar aparece con su una impactante muralla de origen medieval que se adapta a un cabo de forma perfecta, marcando un camino por el que el visitante se puede perder plácidamente. Uno de los pueblos costeros medievales más espectaculares, cuyo casco antiguo se sigue conservando a las mil maravillas y que se encuentra rodeado por el Macizo de Les Cadiretes.

tossa mar

Además de su villa medieval, la cual data del siglo XI y donde destacan sus preciosas casas, murallas y torres, también puedes visitar el antiguo barrio de pescadores y otros monumentos como la Iglesia Parroquial de San Vicente, de estilo clásico, edificada a mediados  del siglo XVIII. Como no podía ser de otra manera, otro de los principales atractivos de Tossa de Mar y su entorno son las diferentes playas y calas agrestes, desde la Playa d’es Codolar, a la Mar Menuda o la Cala Pola.

3. Figueres, la ciudad natal de Dalí

A 17 Km. de la costa, nos encontramos con otro lugar que respira historia por los cuatro costados. Un destino de fama mundial gracias a Salvador Dalí, pues es el lugar donde nació y falleció el excéntrico artista. De hecho, aquí es donde se encuentra el Teatro-Museo del artista, diseñado en su día por él mismo, utilizando un antiguo teatro derruido en la Guerra Civil y del cual quedaba solamente su estructura de corte neoclásico. Aquí, puedes ver algunas de las obras más importantes del genial artista.

figueres

Taco Witte

Otros de los lugares que deberías de conocer en Figueres son el Castillo de San Fernando, de mediados del siglo XVIII, así como la Iglesia de San Pedro, cuya estructura original es del siglo IX, si bien a lo largo de los siglos se han hecho reformas, incluyendo estilos como el románico, el gótico o el neoclásico.

4. Ruinas d’Empúries, en Sant Martí d’Empúries

En el precioso municipio de La Escala, en la comarca del Alto Ampurdán, encontramos las ruinas de una antigua ciudad greco-romana. Las Ruinas d’Empúries se sitúan en una pequeña localidad de este municipio, conocida como Sant Martí d’Empúries. Este es el único núcleo de la antigua ciudad de Ampurias, que todavía sigue poblado. En este pequeño pueblo, de tan solo 61 habitantes, puedes visitar algunos monumentos como la Iglesia gótica de San Martín. Sus playas de arena y agua cristalina, son uno de los reclamos turísticos de esta localidad.

empuries

Las Ruinas d’Empúries sorprenden a cualquiera que decide visitarlas. Seas o no un experto en arqueología, su gran valor histórico cautivará tu atención desde el primer momento. El primer asentamiento griego se remonta al siglo VI a.C. y posteriormente se convirtió en uno de los puertos comerciales más importantes de la zona. De la ciudad romana todavía quedan restos de su muralla romana, el foro, el anfiteatro y la palestra. Además de todo esto, en las Ruinas d’Empúries también puedes conocer necrópolis de más de mil años. ¡Increíble!

5. El pueblo de pescadores de Cala S’Alguer, en Palamós

Conocida por sus paisajes, sus playas y su puerto comercial, la localidad de Palamós es uno de los lugares de la Costa Brava que más turistas atrae. Esto se debe a la amplia oferta de ocio a la que se puede acceder, como por ejemplo submarinismo. También podrás aprender sobre la importancia de este municipio durante la Guerra civil o visitar el dolmen del Montagut. Dentro de este municipio podemos encontrar diversas calas, aunque la más conocida es la Cala S’Alguer.

cala salguer

Sole Pérez

Rodeado de un paraje de pinos, nos encontramos con Cala S’Alguer; un pequeño pueblo de pescadores de la Costa Brava. Debido a su gran belleza y de su buen estado de conservación, Cala S’Alguer fue declarada Bien de Interés Nacional. Las casas de arquitectura marinera de Cala S’Alguer datan del siglo XVI y están encaladas de blanco aunque destacan por los colores de sus puertas y ventanas. Si a todo esto le añadimos las barcas de los pescadores, obtenemos una imagen digna de postal. ¡No podréis resistiros a fotografiarla!

6. La Villa Medieval de Pals

Situado en la Comarca de Baix Empordà, la villa de Pals sorprende a propios y extraños. Este impresionante pueblo ha sabido mantener, como pocos, su ambiente medieval. ¡Parecerá que has vuelto atrás en el tiempo! Por las calles de su casco antiguo, podrás encontrar monumentos defensivos, civiles o religiosos de diversa índole y de estilos arquitectónicos como el románico, el gótico o el barroco.

pals

Michele Ursino

Te invitamos a adentraros en las murallas que esconden su casco, construidas entre los siglos XII y XIV. Todo lo que encontrarás, te maravillará, comenzando por la Iglesia de Sant Pere, la cual combina los estilos románico, gótico y barroco, así como la Torre de las Horas, levantada inicialmente entre los siglos XI y XII, así como la casa fortificada de Ca la Pruna.

7. Empuriabrava, sus espectaculares canales y el Parque Natural de Aiguamolls

Enclavado entre los humedales del impresionante Parque Natural del Aiguamolls de l’Empordà, podemos encontrar otro de los destinos más singulares de la Costa Brava. Hablamos de Empuriabrava, conocida popularmente como la Venecia Catalana, perteneciente al municipio de Castelló d’Empúries, una villa medieval que también os recomendamos visitar.

empuriabrava

Eckhard Henkel

La razón de su sobrenombre y de su peculiaridad es de sobra conocida. A finales de la década de los 60, se comenzaron a construir canales y residencias, dando un resultado espectacular. Actualmente, cuenta con más de 23 Km. navegables y se considera la marina residencial más grande de toda Europa. Si visitas Empuriabrava, recuerda visitar también el Parque natural de l’Empordà, un conjunto de humedales que sobresale por la presencia de aves migratorias y donde puedes hacer diferentes excursiones.

8. Monells y su Plaza Mayor

Como ya os hemos mencionado, en el interior de la Costa Brava podemos encontrar auténticas joyas medievales. Algunas de ellas, de hecho, eran unas desconocidas, para la mayoría de nosotros. Un buen ejemplo de ello es Monells, perteneciente al municipio de Cruilles, Monells y Sant Sadurni, los cuales forman un pequeño triángulo de bella factura medieval Os recomendamos, encarecidamente, que relicéis una ruta para descubrir estas tres pequeñas localidades. En el caso concreto de Monells, hay que reconocer que no fue hasta que apareció en la película “Ocho Apellidos Catalanes” que muchas personas no habían oído hablar de él.

monells costa brava

Flamenc

Sin embargo, recorrer sus calles es todo un placer. Todas sus casas de piedra, así como sus calles empedradas, han sobrevivido con el paso del tiempo, trasladándonos a épocas pasadas. El lugar de referencia de Monells es su plaza mayor, gracias a los pórticos que la rodean. De la misma manera, te recomendamos visitar la Iglesia de San Ginés, de estilo gótico.

9. Ullastret y su ciudad ibérica

Ubicado en una colina, junto al río Daró, en el interior de la Costa Brava, podemos ser testigos de una parte muy importante de la historia de esta zona. Hablamos de Ullastret, un pueblo amurallado que se ha conservado hasta nuestros días. Os invitamos a pasear por sus calles empedradas y disfrutar de todo su patrimonio dentro de su recinto fortificado, como la Iglesia de Sant Pere, de estilo románico.

ullastret

Alberto G. Rovi

Capítulo aparte merece la ciudad íbera de Ullastret. Ubicado sobre el Monte de Sant Anderu, se trata del yacimiento arqueológico, de esta civilización, más antiguo de Cataluña. La ciudad íbera fue fundada, ni más ni menos, que en el siglo VI a.C. Este asentamiento fue abandonado en el siglo II a.C., ante la llegada de los romanos y el cambio que produjo en el sistema de explotación económica del territorio. Hoy en día, podemos conocer su estructura, con restos de sus murallas, un palacio o un horno metalúrgico.

10. Calella de Palafrugell y el Jardín Botánico de Cap Roig

La Costa Brava destaca, como bien sabéis, por la belleza que desprenden algunos de sus pueblos de pescadores. Rodeado de preciosas calas, surge este pueblo de casas blancas que ejercen de fachada marítima. Especialmente relevante es su barrio marítimo, el barrio de Port Bo, donde destacan las arcadas abovedadas por las que es un placer pasear. Un lugar que inspiró a Joan Manuel Serrat para componer su mayor éxito: Mediterráneo, ¡por algo será!

calella palafrugell

Junto a Calella de Palafrugell, te invitamos a conocer en Cap Roig, uno de los jardines botánicos mediterráneos mejor conservados. Constituido por diferentes terrazas que conducen al mar, ahí podemos descubrir un impresionante catálogo de plantas y árboles traídos de todas las partes del mundo. Por si fuera poco, sobresale la finca, conformada por un impresionante palacio fortificado reconstruido en el siglo XX y partiendo de elementos antiguos como una iglesia, un claustro y una torre.

11. Begur, sus playas y sus montañas

En pleno corazón del Bajo Ampurdán, encontramos uno de los lugares más espectaculares de toda la Costa Brava. El pueblo de Begur se compone de un conjunto de colinas y extensas playas bañadas por el Mar Mediterráneo. Os recomendamos pasear por el casco antiguo de Begur y visitar los distintos monumentos que conforman su patrimonio. Allí se encuentra la pequeña población románica de Esclanyà.

begur

En Begur podrás disfrutar de un litoral espectacular repleto de acantilados, y pequeños bosques. Hasta ocho calas podrás encontrar en Begur, las cuales son ideales para disfrutar del sol y la playa. Algunas de estas calas son la de Aiguablava, Fronells o Sa Tuna. Además de sus playas, Begur puede presumir de su entorno natural y de sus montañas. A través de distintas rutas de senderismo, como la GR92 o la del sendero local des Quinze, podrás disfrutar de sus montañas y de unas vistas panorámicas inigualables.

12. Roses y su ciudadela

Situada al norte de la provincia de Girona, junto al Cap de Creus, se encuentra uno de los lugares más turísticos de la Costa Brava. Nos estamos refiriendo a Roses, un pueblo rodeado de montañas y calas en las que darse un chapuzón. No perdáis la oportunidad de visitar Roses y pasear por sus callejuelas, repletas de pequeños comercios y restaurantes. Además de sus playas y montañas, posee un patrimonio histórico de gran valor.

roses

Gordito1869

Sin duda, el elemento más destacable dentro del patrimonio de Roses es su Ciudadela. No es de extrañar que este recinto amurallado esté declarado Conjunto Histórico-Artístico,  ya que en su interior se encuentran los restos de distintas épocas y numerosos asentamientos. Si visitas este yacimiento podrás conocer todo su paso por la historia, desde la antigua ciudad griega de Rhode hasta la villa romana del siglo II a.C. y algunos restos de un monasterio del siglo XI. Esta es una parada imprescindible para todos aquellos que visiten Roses o la Costa Brava.

13. Estartit y las Illes Medes

Debido a su situación geográfica y el clima de esta zona, L’Estartit es uno de los lugares más destacables de la Costa Brava. La gran oferta de alojamientos turísticos, se equipara a la amplia oferta de ocio que esta localidad pone a disposición de los turistas. L’Estartit puede presumir tanto de patrimonio natural como de patrimonio histórico. Os recomendamos pasear por la calle Santa Anna o descansar en la Playa Grande de L’Estartit. Disfrutar de unas vacaciones en esta localidad de la Costa Brava, es todo un lujo en cualquier época del año.

illes medes

Josep María Viñolas

Muy próximo a la playa de L’Estartit, encontramos un archipiélago en el que se encuentra un parque natural. Estamos hablando de las islas Medes. Este archipiélago está compuesto por un total de siete islotes y gracias a su ecosistema, está considerada una de las reservas marinas más importantes del Mediterráneo occidental. No es de extrañar, que las Illes Medes estén consideradas un paraíso del submarinismo. Por eso, es un destino vacacional ideal para los más aventureros.

14. Monasterio de Sant Pere de Rodes

En una de las cimas de la Sierra de Rodes, en el municipio de Puerto de la Selva, se encuentra el Monasterio de Sant Pere de Rodes. Este es una de las muchas muestras que aún se conservan de la arquitectura románica catalana. Fue construido al norte del Cabo de Creus, en la montaña de la Verdera y por debajo de las ruinas del castillo de San Salvador de Verdera.  Desde el Monasterio de Sant Pere de Rodes podrás disfrutar de unas espectaculares vistas panorámicas del Cap de Creus. Además, muy próximo a este puedes encontrar  la iglesia de Santa Helena de Rodes junto con los restos del pueblo medieval de Santa Creu de Rodes.

monasterio sant pere rodes

Gordito1869

El Monasterio de Sant Pere de Rodes fue el principal centro espiritual de esta zona de la Costa Brava, desde el siglo XI al XVI. Está compuesto de una iglesia, un claustro y un campanario del siglo XII, sacristías y distintas dependencias, como el palacio del Abad. Si algo os podemos asegurar, es que este monasterio es tan bello por dentro como por fuera. Por eso, si tenéis la oportunidad de visitarlo no os olvidéis de  prestar mucha atención  también todos los detalles de su interior.

15. Cap de Creus y su Faro

Además de por su belleza inigualable, el Cap de Creus es conocido por ser el punto más oriental de toda la Península Ibérica. Se puede encontrar en el golfo de Rosas junto al municipio de Cadaqués y es sin duda, uno de los lugares más bellos de la Costa Brava. Desde el Cap de Creus se puede divisar el fuerte oleaje del Mar Mediterráneo contra sus rocas, causado por la tramontana. Cabe destacar que este cabo forma parte de los Pirineos orientales y además, el entorno natural que le rodea fue declarado Parque Natural. No es de extrañar, teniendo en cuenta la riqueza geológica y el espectacular paraje natural que conforman el Cap de Creus.

cap creus

Si sois de los que les gusta disfrutar de un buen acantilado y de las vistas panorámicas, este es uno de los lugares que no puede faltar en tu viaje por la Costa Brava. Tampoco debes olvidarte de conocer el Faro del Cap de Creus. Este servía de guía para los marineros, ya que esta es una de las zonas más complicadas para navegar de toda la costa catalana. Además, el Faro del Cap de Creus ha servido como lugar de rodaje para varias películas. ¡Es increíble!

16. Castillo de Peralada

Nos dirigimos hasta la comarca del Alto Ampurdán, en concreto hasta el municipio de Peralada, para conocer uno de los conjuntos artísticos más destacables de toda la Costa Brava. Nos referimos al Castillo de Peralada y a todo el complejo que abarca, junto con sus jardines  y el Casino de su interior. La localidad de Peralada posee varios lugares de interés turístico, como la Iglesia Parroquial de San Martín o el Claustro de Santo Domingo. Pero sin duda, el elemento más destacable dentro del  patrimonio es el Parque histórico del Castillo.

castillo peralada

Josep Renalias

Este conjunto monumental  se encuentra en lo alto el municipio y data del siglo XIV. El Castillo de Peralada ha sufrido varias reformas y ampliaciones, durante la mitad del siglo XIV. Aunque la imagen que podemos ver en la actualidad de este castillo, se debe a un gran restauración en el siglo XIX. Hoy en día, el Castillo de Peralada es un centro cultural en el que se celebra cada verano el Festival Internacional de Música Castell de Peralada. El Castillo también alberga un Museo y una Biblioteca, los cuales se pueden visitar.

17. Blanes y el Jardín Botánico de Marimurtra

Considerado la primera localidad de la Costa Brava, comenzando por el sur, Blanes es uno de los lugares que no te puedes perder si visitas Girona. Por esto mismo, esta localidad es conocida como el “Portal de la Costa Brava” y es uno de los destinos turísticos favoritos en época estival. Se compone de extensas playas y preciosas calas, rodeadas de montañas que lo convierten en un lugar con mucho encanto. Dentro del patrimonio monumental de Blanes, encontramos joyas arquitectónicas como la Iglesia de Santa María o el Castillo de San Juan. Es recomendable subir hasta esta fortaleza, donde podrás disfrutar de las mejores vistas del pueblo y la playa.

blanes

Maxis88

El lugar más emblemático de este municipio es el Jardín Botánico de Marimurtra, considerado el jardín botánico más importante del mediterráneo en toda Europa. Carl Faust, fue el empresario que decidió llevar al extremo su pasión por la naturaleza y crear este impresionante jardín botánico. Además, gracias a su localización en lo alto de de una montaña y sobre unos acantilados, nos ofrece una de las mejores vistas del Mediterráneo. Se caracteriza por la combinación de varios ecosistemas, los cuales conviven en este único jardín. En total alberga alrededor de unas 4.000 especies vegetales, de las cuales la mayoría son exóticas. ¡Os encantará!

18. Cala Montgó y Parque Natural del Montgrí

Entre L’Escala y Torroella de Montgrí, tenemos diversos rincones maravillosos, perfectos para visitar durante unas vacaciones en la Costa Brava. Una de ellas es el paraje natural de Montgrí, el cual sorprende al turista con sus impresionantes  y escarpados acantilados.  Un lugar desde donde podrás ver, a lo alto, el espectacular paisaje de la costa de Girona, llegando a divisar las Illes Medes, por ejemplo.

cala montgo

Axel Hindemith

Dentro de esta zona, destaca una de las calas más preciosas de la Costa Brava, como es la Cala Montgó. Encerrada por la Punta de Milà, aparece esta pequeña playa, rodeada de su inmensa vegetación. Si nos vamos hacia el interior de este paraje, queda coronado por una fortaleza que se levantó en el siglo XIII, un espectacular castillo de planta cuadrada y torres cilíndricas que te dejará sin habla.

19. Castell d’Aro y S’Agaro

En el Baix Empordà, podemos encontrar lugares increíbles de la Costa Brava. Uno de ellos es Castell d’Aro, una población interior con un impresionante pasado medieval del que todavía podemos gozar. Buena prueba de ello es el castillo que da nombre a la localidad: el Castillo de Benodormiens, levantado entre los siglos XII y XIII y reformado en los siglos posteriores. Otros lugares de interés en Castell d’Aro es la Iglesia de Santa María, así como diferentes masías, como Can Riambau o Can Bas.

sagaro

Beatriz Vidal

En la costa, dentro del mismo término municipal, merece la pena destacar también S’Agaro. Perfectamente adaptado a la roca de la costa, se erige esta magnífica zona residencial de veraneo que se creó a principios del siglo XX y con un estilo único, como es el noucentista, realmente atractivo.

20. Peratallada y su conjunto medieval

Ya sabéis lo que nos gustan los pueblos medievales por los que parece que no ha pasado el tiempo y, sin lugar a dudas, Peratallada es uno de los mejores ejemplos de la provincia de Girona. ¡Seguro que también os enamora a vosotros! Situado a pocos kilómetros de la costa, es una villa donde las calles y casas empedradas te dejarán con la boca abierta.

peratallada

Uno de los lugares más interesantes para conocer Peratallada es su antigua fortaleza, construida entre los siglos X y XI, la cual se encuentra elevada en una roca, donde destaca su Torre del Homenaje. De igual manera, te invitamos a conocer la Iglesia de Sant Esteve, de principios del siglo XIII y, cómo no, el espectacular Castillo-Palacio del siglo XIV y estilo gótico.

21. Cap Norfeu y las playas de su entorno

Al norte de Roses, otro de los lugares más significativos de la Costa Brava es el Cap Norfeu. Se trata de una pequeña península que divide las playas de Montjoi y  la Cala Joncols, por medio de imponentes acantilados, cerrando el Golfo de Roses.  Además de los mencionados acantilados, te sorprenderá la cantidad de pequeñas cuevas que hay, además de los pequeños islotes rocosos de las Illes Mòniques.

cap norfeu

44BART44

Si visitas el Cap de Norfeu y su entorno, puedes conocer algunas playas realmente espectaculares. Ya no solo Montjoi o Joncols, puedes encontrar pequeñas calas como Calitjàs, Canadell o La Pelosa. ¡Ah! Al final de Cap de Norfeu tienes un mirador donde poder disfrutar de una de las vistas más espectaculares de la Costa Brava.

22. Llafranc y el Conjunto Monumental de Sant Sebastià de la Guarda

Al norte de Calella de Palafrugell, y perteneciente al mismo municipio, podemos encontrar otra localidad de gran belleza, siendo uno de los pueblos costeros más bonitos de la Costa Brava, como es Llafranc. Junto con un pequeño puerto, tiene una pequeña playa, protegida por una muralla y pequeñas casas de fachada blanca de gran belleza. Sin embargo, es ascendiendo al Cabo de San Sebastián, donde podemos encontrar uno de sus mejores secretos.

llafranc costa brava

DagafeSQV

Además de visitar el Faro de San Sebastián y de poder disfrutar de unas excelentes vistas de los acantilados de la zona, aquí podemos encontrar un yacimiento íbero del siglo VI a.C. Junto a estos restos y el faro, se encuentra la torre fortificada de Guaita, una pequeña ermita y una hospedería de estilo barroco, formando un conjunto monumental de gran interés, ¡te sorprenderá!

Como habrás podido comprobar, tienes mucho que ve en la Costa Brava. ¡Anímate y conoce este zona maravillosa de Girona!

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Send this to a friend