Fallas del Pirineo, una noche de San Juan diferente

Falta muy poco para que llegue la noche de San Juan, fiesta principal en numerosos lugares de nuestro país, pero si quieres pasar una noche diferente,  a la vez que llena de magia, fiesta, fuego y tradición, te proponemos acudir a las «Fallas del Pirineo», un plan que seguro te va a encantar y  te hará repetir cada año.

En las Fallas del Pirineo, los elementos protagonistas son dos: las fallas y el faro. La primera como antorcha y la segunda como luz visible desde la distancia.

Esta fiesta, conocida también como “la fiesta del fuego del Solsticio de verano”, se desarrolla en la noche del 23 de junio, coincidente con la fiesta de San Juan.

fallas del pirineo

Se celebra tanto en Aragón y Cataluña, así como en Andorra y otros muchos rincones del Pirineo Francés, y en ella se puede disfrutar desde descensos por el monte con antorchas, carreras o ver como los lugartenientes hacen volar el fuego.

Una tradición ancestral que recientemente le valió la Declaración como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO y que involucra a 64 localidades a lo largo y ancho del Pirineo.

En este post, os vamos a hablar únicamente de las fallas del Pirineo en la zona aragonesa y catalana. Para más información, puedes entrar en Fallasdelpirineo.com y también ver todos los lugares donde se celebran las Fallas del Pirineo.

Las fallas en el Pirineo Aragonés

Como ya hemos comentado, estas fiestas tradicionales son un festejo muy especial y diferente de lo que estamos acostumbrados a ver en la noche de San Juan, pero eso sí, sin desaparecer el elemento fundamental: el fuego.

fallas pirineo aragones

Las Fallas del Pirineo se dan en toda la zona oscense del Pirineo, destacando las comarcas de Sobrarbe y Ribagorza.

En estas fiestas, es usual ver recorridos con antorchas desde el monte al centro del pueblo formando una hilera de luz que hacen, junto al baile y la música, un ambiente mágico y especial.

¡Por cierto! En este artículo os hablamos del Pirineo Aragonés, en una completa guía para que puedas recorrer cada uno de sus hermosos valles.

Comarca de Sobrarbe

Dentro de la Comarca de Sobrarbe hay muchos pueblos que celebran estas fallas, pero hay uno que destaca por su originalidad y sus tradiciones: San Juan de Plan.

San Juan de Plan

San Juan de Plan cuenta con su tradición “La corrida de la Falleta”, la cual al atardecer el 23 de junio  sus habitantes se trasladan al llamado “Planeta de la falla”, donde hacen una deliciosa cena hasta que llega el anochecer, que es cuando se vuelve al pueblo caminando con las famosas antorchas encendidas.  Uno de los retos, es que los más jóvenes lleguen a la plaza del pueblo con las antorchas encendidas ya que una vez allí se amontonan todas formando la gran hoguera.

Comarca de Ribagorza

En la comarca de Ribagorza, podemos disfrutar de varios pueblos en el día de las Fallas del Pirineo.

Sahún

El primero de ellos es shasclada, un pueblo que no solo es impresionante por su arquitectura y su gente, sino porque las fallas son espectaculares. La noche del 23 de junio es la noche más bonita y alucinante que se puede vivir.

Comienza prendiendo las fallas, formadas por una vara de avellano y corteza de abedul, que cada uno de los habitantes hacen en la plaza mayor del pueblo.

Una vez prendidas todas las fallas se recorre las calles del pueblo hasta llegar al barranco, donde cada persona mueve en lo alto la antorcha formando lenguas y figuras de fuego que iluminan el cielo y el rostro de los que están visionando todo este espectáculo.

Bonansa

En segundo lugar, tenemos el pueblo de Bonansa. En esta población la fiesta se celebra unos días antes, en concreto el fin de semana más cercano al día 23 de junio.

fallas bonansa

Si quieres vivirla debes saber que se inicia cerca de la Ermita San Aventin, donde se cena, y mientras se está escuchando la música tradicional y disfrutando del ambiente festivo, se enciende una hoguera que va a prender las fallas de cada habitante.

A continuación, al son de la música, van a descender hasta el pueblo con las antorchas encendidas formando una gran imagen de luz hasta llegar al pueblo donde se enciende la segunda hoguera y donde los más atrevidos saltan sobre las brasas.

Otras fechas de las Fallas en el Pirineo Oscense

Hay  varios municipios que celebran las Fallas del Pirineo, pero en otra fecha diferente, como es en Dueto y Castanesa, que se celebra el 28 de junio, siendo una fecha ideal para los que no se puedan acercar este 23 y quieran disfrutar de las fallas, de los descensos por la montaña a las 12 de la noche y de las hogueras llenas de música y tradición.

Las fallas en el Pirineo Catalán

En Cataluña, las Fallas del Pirineo son muy similares a las que se celebran en el Pirineo Oscense.

No obstante, hay poblaciones que en vez de celebrarlas el 23 de junio las celebran en el solsticio de invierno, como en Bagá o Sant Juliá de Cerdanyola, donde las antorchas o faies se crean con una hierba que tiene ese mismo nombre y que se encuentra trenzada en forma de columna.

A continuación os mostramos los pueblos que sí celebran el 23 de junio las fallas en el Pirineo Catalán.

fallas pirineo catalan

Comarca del Valle de Arán

La Comarca del Valle de Arán es uno de los lugares más emblemáticos de todo el Pirineo. Diversos pueblos de su comarca se unen a esta tradición, como los que comentamos en las siguientes líneas.

Shasclada

Las fiestas de Shasclada comienzan un domingo de primavera, que es cuando se prepara un tronco de abeto de unos 12 metros de altura con grietas para que se seque.

Este mismo tronco, el 23 de junio, es el protagonista de la tradicional “Quema del Haro”.

Esta tradición consiste en plantar el tronco  que se ha dejado secar en la plaza mayor del pueblo con una imagen de San Juan Bautista en lo alto para luego prenderle fuego.  Mientras se prende al ritmo de la música y de las danzas tradicionales, los jóvenes mueven sobre sus cabezas las antorchas de cerezo trenzadas sobre un hilo de hierro.

Por último, como pescadilla que se muerde la cola, el último paso es plantar el tronco el día de San Pedro (29 de junio) y que será el que se va a quemar en las Fallas del año siguiente.

Arties

Arties es otro pueblo que destaca por su implicación en estas fiestas y porque justo coinciden con las fiestas mayores del pueblo. Al igual que en el pueblo anterior, en este también cogen un tronco unos meses antes  y lo agrietan para que seque mejor y así se queme más fácil.

El 23 de junio ese mismo tronco se enciende y se arrastra por las calles de Arties, acompañado de música y ambiente festivo.  Todo este recorrido finaliza a los pies de la casa del alcalde y cuando ya es consumido por el fuego, las cenizas se esparcen por cada rincón del pueblo para purificar el ambiente y sobre todo para alejar los malos espíritus.

Comarca de Pallars Sobirà

Otra maravillosa comarca donde se puede disfrutar de las Fallas de los Pirineos es El Pallars Sobirà, una zona que cuenta con lugares maravillosos del Pirineo, como el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici. Aquí puedes ver algunos ejemplos dondese celebra esta tradicional fiesta.

Alins

Otro pueblo que recuperó la tradición de las Fallas recientemente, hace 30 años, es el de Alins.

fallas alins

En este municipio la falla se coloca en una zona concreta en la plaza mayor del pueblo para que seque de manera adecuada y así el 23 de junio los fallaires mayores

Una vez terminada la fabulosa cena, al ritmo de las campanas, parten hasta la Ermita de San Quirc, lugar donde se encienden las fallas y se tiran espectaculares fuegos artificiales que dan el inicio de la vuelta al pueblo.

A la llegada al pueblo nos encontraremos alegres músicos que amenizan la noche y ya en la plaza mayor se prende la falla mayor y se da lugar a bailes tradicionales, además del reparto del tradicional  y delicioso vino y coca.

Falles d’ Isil

No podíamos dejar de nombrar las fiestas de las Falles d’ Isil, una localidad que comienza la tradición antes del 23 de junio, concretamente en mayo, que es cuando se eligen los pinos que van a formar parte de la falla mayor situada en la plaza mayor de Isil y el resto de grandes antorchas de unos 1,5 metros.

Una vez llegado el esperado día 23, los falleros recogen sus fallas y las llevan hasta el Faro, la hoguera que sirve para prender el resto de antorchas y de donde se inicia el recorrido de una hora de duración terminando en la plaza mayor, donde se encenderá la falla mayor con el resto de las antorchas que llevan los participantes y alrededor de la misma se podrá observar los bailes tradicionales.

Otras fechas de las Fallas en el Pirineo Catalán

Por último, debemos añadir que si nos quedamos con ganas de más o si no hemos podido acudir en  junio a disfrutar de estas fiestas, también en Cataluña tenemos pueblos que festejan las fallas en el solsticio de invierno, como por ejemplo en la comarca de Berguedá, que la celebra el 24 de diciembre.

También tenemos Durró, que lo celebra el 15 de julio, Senet, Barruera, Boí, Casós, El Pont de Suert o Vilaller.

Ya sabéis, si queréis disfrutar de una noche de San Juan única, con una tradición bien arraigada, además de unos paisajes espectaculares, ¡disfrutad de las Fallas del Pirineo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Send this to a friend