Castillos de Huesca: 10 fortalezas que te harán viajar en el tiempo

¿Quieres saber cuáles son los Castillos de Huesca más impactantes? Huesca es conocida por ser uno de los destinos preferidos para una escapada de turismo rural. Es una provincia que recibe visitantes durante todo el año; ya sea por sus famosas pistas de esquí en invierno, o por sus preciosos pueblos con ríos y pozas en verano.

castillos-huesca

Imagen de portada: Juango

Además de su excepcional entorno natural, Huesca está repleta de historia, cultura, arte, y tradiciones. Pero hoy nos vamos a centrar en los Castillos de Huesca que más han destacado a lo largo de la historia.

Además de visitar estos castillos, puedes aprovechar y hospedarte en alguna de las fantásticas casas rurales en Huesca

Huesca se encuentra salpicada por varias fortalezas a lo largo de su territorio, que son símbolos de fuerza y defensa. En ellos puedes encontrar pruebas de la lucha que existió hace años entre musulmanes y cristianos, por mantener el poder sobre este territorio. Incluso los templarios tienen sus señas de identidad marcadas en alguno de estos lugares.

La situación geográfica de Huesca durante el Reino de Aragón, rodeada de distintos reinos, hizo que estos castillos fueran lugares muy necesarios para poder defenderse y evitar nuevos intentos de conquista.

Huesca destaca por su gran conjunto histórico de castillos, fortalezas y torreones

Hoy en día, los Castillos de Huesca son uno de los atractivos más importante para el turismo de la provincia. No solo son un lugar que nos permite viajar al pasado y aprender sobre la historia de la región, sino que también son unos fantásticos miradores.


 

Castillo de Loarre

Loarre es, sin duda, el Castillo de Huesca más importante y el que más turistas recibe. Probablemente, también sea uno de los castillos que más destaca en la geografía española. Esta preciosa fortaleza se alza sobre un peñasco,  que se impone sobre los llanos de la comarca de la Hoya de Huesca. Debido a esto, la imagen del castillo asombran incluso desde la carretera, conforme se va llegando.

castillos-huesca-Loarre

Josue Mendivil

Se trata de un castillo románico, que fue construido en siglo XI por orden de Sancho III, para poder tener un lugar desde donde atacar la localidad de Bolea. Posteriormente fue sufriendo reformas y ampliaciones, mientras pasaba de un reinado a otro. Debido a las reordenaciones en el territorio y cambios de fronteras, el castillo fue perdiendo su relevancia militar; hasta que en el siglo XVI quedo abandonado.

El Castillo de Loarre es la fortaleza románica mejor conservada en toda Europa

Actualmente, esta fortaleza se compone de una doble muralla con dos puertas y varias torres. Desde el año 1906, se encuentra protegido con la declaración de Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento. Debido a su buen estado de conservación, el Castillo de Loarre ha sido escenario de películas y series, en numerosas ocasiones.


 

Castillo de Aínsa

Nos trasladamos hasta el Pirineo Aragonés, para conocer otro de los Castillos de Huesca más bonitos. El Castillo de Aínsa se encuentra en la población de mismo nombre, en uno de los extremos de la Plaza Mayor de la villa. Debido a su localización en lo alto del pueblo, puedes disfrutar de unas maravillosas vistas panorámicas de la región. Esta fortaleza se encuentra rodeada de un excepcional entorno natural, repleto de montañas y bañado por los ríos Ara y Cinca.

castillos-huesca-Ainsa

Mikipons

Este castillo fue construido en dos fases: la primera en el siglo XI, cuando se fortificaron varios puntos de esta región para defenderse de los musulmanes; la segunda ampliación fue en el siglo XVII, en este caso para protegerse de los enemigos al otro lado de los Pirineos. Lo que podemos encontrar hoy en día, es una fortificación compuesta por un recinto rectangular con dos accesos y con torres en sus vértices.

El Castillo de Aínsa se encuentra en lo alto de Aínsa, formando parte de su antiguo casco medieval

Puedes adentrarte en el interior de este Castillo, recorrer su muralla, visitar su Ecomuseo o acceder a su oficina de turismo. Allí podrás conocer más sobre la historia que causo que esta fortificación fuera construida tal y como la vemos ahora. Además, dentro del castillo se celebra uno de los festivales de música más conocidos de la provincia.


 

Castillo de Abizanda

Abinyuyas era una antigua fortaleza, de la cual deriva el nombre actual de este precioso Castillo de Huesca. Podemos encontrar esta magnífica fortaleza en la comarca de Sobrarbe, en la localidad de Abizanda. Conforme llegamos a este pueblo, ya podemos divisar su fantástica torre en lo alto de una colina.

castillos-huesca-Abizanda

Parestesias

Sus orígenes se remontan al año 1023. Fue entonces cuando Sancho III el Mayor mando construir una línea defensiva de torres y castillos, para controlar la zona fronteriza con los musulmanes. Cuando el castillo había perdido su importancia estratégica, se realizaron modificaciones en su iglesia y su torre. El Castillo de Abizanda fue declarado Bien de Interés Cultural en el año 2006.

El Castillo de Abizanda y su torre, son uno de los restos defensivos medievales más importantes de Aragón  

Su Torre, varias veces reconstruida, es una de las más impresionantes del Alto Aragón. Debido a su localización, en lo alto del pueblo, desde el Castillo de Abizanda se puede disfrutar de unas maravillosas vistas de toda la región; que se encuentra rodeada de verdes montañas y campos de cultivo. Actualmente, este castillo recoge algunas exposiciones temporales provenientes del Museo de Creencias y Religiosidad Popular del Pirineo Central.


 

Castillo de Alquézar

Muy cerca de la capital, nos encontramos con la localidad de Alquezar. Este municipio, bañado por el río Vero, está considerado uno de los pueblos más bonitos de España. Además, se encuentra rodeado de un precioso entorno natural, al margen del Parque Natural de la Sierra y los Cañones del Guara. Allí nos encontramos con uno de los conjuntos monumentales más destacados de la provincia, el Castillo de Alquezar.

castillos-huesca-Alquezar

Ecelan

El Castillo de Alquezar, también conocido como la Colegiata de Santa María la Mayor, es un conjunto de varias edificaciones. Aunque debemos aclarar que en su origen solamente era un castillo. Debido a su grandiosidad y buena conservación, fue declarado Bien de Interés Cultural en el año 1931.

El Castillo de Alquezar se encuentra en uno de los pueblos medievales más bonitos de Aragón

Sus orígenes se remontan al siglo XI, cuando fue construido por Jalaf Ibn Arad, aunque la mayor parte de lo que hoy podemos ver data del siglo XVI. Tras su construcción fue reconquistado por Sancho Ramírez, quien lo convierto en una fortaleza cristiana. De aquella época datan la Capilla Real de Santa María, la muralla, la torre albarrana y la de señales.


 

Castillo de Monzón

Muy próximo a Alquezar, se encuentra otro de los Castillos de Huesca que os recomendamos que añadáis a vuestra visita en esta provincia. El Castillo de Monzón es una fortaleza de origen árabe, que se encuentra asentada sobre un cerro con laderas escarpadas. Un lugar ideal para visitar y disfrutar de sus vistas, desde donde se pueden divisar algunas montañas al fondo como el macizo de Monte Perdido en los Pirineos.

castillos-huesca-Monzon

Francisco Martínez Arias

El Castillo de Monzón es una fortaleza musulmana, que data del siglo X. Aunque su momento de mayor relevancia política se da cuando fue entregado a la Orden del Temple en el año 1143. Debido a su localización, ha sido objetivo de ataques bélicos desde su construcción hasta el siglo XX. Por eso ha sufrido varias reformas y rehabilitaciones constantemente, alguna de ellas muy recientes.

El Castillo de Monzón es un referente turístico, por ser uno de los mejores ejemplos de la arquitectura de la Edad Moderna

Este castillo-fortaleza, fue declarado Bien de Interés Cultural en el año 1949. En una visita guiada por este precioso castillo, podrás recorrer sus instalaciones para aprender más sobre la historia de esta fortaleza. El Castillo de Monzón destaca por la importancia que tuvieron en él los templarios de la Corona de Aragón, además de ser conocido por haber custodiado la famosa espada del CID.


 

Castillo de Montearagón

Muy cerca de la capital y de la población de Quincena, nos encontramos con El Castillo de Montearagón. Es uno de los Castillos de Huesca que menos destaca, a pesar de su gran historia, pero que aún así recibe una gran cantidad de turistas. Se encuentra situado en la cima del Monte Aragón, desde el cual se pueden disfrutar de unas vistas privilegiadas de la comarca y la Sierra de Guara.

castillos-huesca-Montearagón

Danybum

Se trata de un recinto amurallado de gran extensión, rodeado por torres de piedra oscura. Sancho Ramírez fue quien ordeno la construcción de este castillo en el siglo XI. El motivo que llevo a este rey a levantar este castillo, era reconquistar la ciudad de Huesca. El recinto estaba compuesto por el castillo, una iglesia, un monasterio y viviendas militares. Además, el castillo se convirtió en una importante abadía en el siglo XII, con el nombre de Abadía de Jesús de Nazaret de Montearagón.

A pesar de encontrarse en ruinas, el Castillo de Loarre sigue siendo uno de los Castillos más importantes en Huesca  

Los restos de este castillo, son la evidencia de la importancia que tuvo está región en el pasado. Fue tan importante, que llego a tener bajo su jurisdicción más de cien iglesias con sus correspondientes villas. Además, el Monasterio de Montearagón gozo de gran poder durante la Edad Media y Moderna. Por todo esto, el Castillo de Montearagón fue declarado monumento Nacional en el año 1931.


 

Ciudadela de Jaca

Nos desplazamos hasta el municipio de Jaca, para conocer uno de los castillos de Huesca más bonitos y curiosos. Aunque actualmente no es un castillo como tal, la Ciudadela de Jaca era conocida antiguamente como el Castillo de San Pedro. Se trata de una fortaleza de traza italiana, que cuenta con la categoría de Bien de Interés Cultural desde el año 1951.

castillos-huesca-Jaca

Federico Gomez E

Felipe II mando edificar este castillo en el año 1952, para que sirviera de defensa contra Francia y así impedir que pudieran pasar a través del Pirineo. Su construcción la llevo a cabo un ingeniero italiana, de ahí sus señas de identidad italianas. Esta fortaleza ha sabido conservar sus características originales y alguno de los principales elementos de su construcción como el foso, las escarpas y los cuarteles

La Ciudadela de Jaca es conocida por su planta estrellada de cinco puntas

La Ciudadela de Jaca se encuentra en buen estado, aunque es cierto que fue restaurada en el año 1968. En su interior podemos encontrar una gran plaza de armas pentagonal junto con la Iglesia de San Pedro. Actualmente, uno de sus cuarteles alberga el Museo de Miniaturas Militares con más de 30.000 figuritas de plomo.


 

Castillo de Benabarre

El Castillo de Benabarre se alza sobre un cerro de piedra caliza y es uno de los Castillos de Huesca que merece la pena visitar. Se trata de un recinto defensivo de origen musulmán, que se encuentra localizado en el municipio de Benabarre. Este castillo cuenta con la declaración de monumento histórico desde el año 1949 y no es de extrañar. En una visita a esta fortaleza, puedes recorrer su recinto amurallado y descubrir toda su historia.

castillos-huesca-benabarre

Jose Luis Filpo Cabana

Cuando este castillo fue construido, Benabarre se encontraba bajo el dominio musulmán. Su antiguo recinto amurallado se remonta a finales del siglo X. Más tarde fue conquistado por el rey aragonés Ramiro I, quien mando edificar un castillo y paso a ser residencia condal. Además, su iglesia románica se transformó en un imponente templo gótico.

El Castillo de Benabarre se compone de los restos de tres recintos fortificados, una iglesia y una cisterna

Actualmente, solo podemos ver algunos restos de la época en la que fue construido. La mayor parte que se ha conseguido conservar pertenece a las ampliaciones del siglo XIV. En aquella época de esplendor, Benabarre era la capital del Condado de Ribagorza. Desde su tejado hay unas vistas increíbles del pueblo y de su recinto defensivo.


 

Castillo de Biniés

Situado junto al río Veral, se encuentra el municipio de Biniés. Una pequeña localidad de menos de 50 habitantes, que posee uno de los tesoros de la historia de Aragón. Es uno de los Castillos de Huesca que se encuentran protegidos y que además cuenta con la categoría de monumento histórico desde el año 1949.

castillos-huesca-Binies

Turol Jones

El Castillo de Biniés es de estilo gótico y se encuentra en uno de los extremos del pueblo, al borde del precipicio del cañón. Pese a estar ubicado en el mismo pueblo, sus gruesos muros de piedras garantizan su privacidad. Lo que más destaca de este precioso castillo son sus cuatro torres, desde las cuales se puede disfrutar de unas vistas impresionantes del valle de Ansó.

El Castillo de Biniés destaca por sus cuatro torres que se alzan en el centro del pueblo

Se ha confirmado la existencia de este castillo en el siglo XII. Sobre este se construyo un palacio, en el siglo XVI, del cual aún se conserva la estructura. Además de su patio central y sus torres, cuenta con una portalada de medio punto y una ventana de estilo gótico. Actualmente se encuentra en buen estado de conservación, ya que fue restaurado en los años 90.


 

Castillo de Samitier

El Castillo de Samitier se encuentra a dos kilómetros andando de la localidad de Samitier. Por lo que es un lugar ideal para realizar una pequeña ruta de senderismo entretenida y fácil. Este conjunto religioso militar data del siglo XI y actualmente está protegido bajo la categoría de Bien de Interés Cultural desde el año 2006.

castillos-huesca-Samitier

Castillosnet

Este conjunto de monumentos históricos, está compuesto de dos elementos. El torreón, que es lo se conoce como Castillo de Samitier y que fue lo primero en construirse. Seguidamente, se añadió a esta construcción la iglesia. Se trata de una Ermita románica, que está dedicada a los Santos Emeterio y Celedonio.

El Castillo de Samitier es una fortificación del siglo XI, que se encuentra en lo alto del Tozal de Samitier

Esta fortificación, se encuentra en  lo alto de una montaña que goza de unas vistas espectaculares del Embalse de Mediano y de la Peña Montañesa. Actualmente se conservan casi todos sus muros originales, aunque están un poco deteriorados. Podemos visitar el interior de su torre  y su iglesia, a la vez que recorremos los restos de antigua muralla y disfrutamos de las maravillosas vistas.


 

¡Comparte este artículo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestBuffer this page

1 comentario Leave new

alfonso martinez vivo
23 septiembre, 2018 10:59 am

hola soy pensionista enamorado del somontano y pirineos en general. estoy buscando una colaboracion con pequeño municipio o casa rural, aportaria mi experiencia en trabajos de mantenimiento de madera,cerrajeria, albañil etc. (decrador paisajista,escultor.) a cambio de vivienda.

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *