Castillos de Salamanca, 8 fortalezas que visitar en la provincia

Salamanca esconde muchos rincones con encanto. Es una de esas provincias que merece la pena visitar. Da igual en qué época del año planees hacer una escapada, ya que siempre es buena opción para conocer toda la historia. Si quieres descubrir los secretos de Salamanca, puedes empezar por sus castillos y fortalezas.

Son muchos los monumentos que podrás encontrar en Salamanca. ¿Quieres saber cómo era la vida antes? Hacer una ruta por alguna de sus localidades medievales, te permitirá descubrir un gran patrimonio arquitectónico, histórico y cultural.

castillos de salamanca

Paradores

Algunos de los castillos de la provincia de Salamanca se encuentran en buen estado, aunque como es normal, con el paso del tiempo, otros han sufrido más los daños. A día de hoy, podremos encontrar fortificaciones en estado de conservación o restauración. No obstante, algunos permanecen casi intactos como un vestigio del pasado.

   Para disfrutar al máximo de esta provincia y sus castillos, puedes buscar alojamiento y reservar una de estas casas rurales en Salamanca. ¡Disfruta de una escapara rural en familia o con amigos!

¿Nos acompañas en este viaje de fortalezas? Descubre cuáles son algunos de los monumentos más impresionantes de Salamanca y déjate sorprender por sus municipios llenos de encanto, ¡empezamos!

Lista de Castillos de Salamanca que visitar

Hoy te proponemos visitar 8 Castillos de Salamanca que te harán viajar en el tiempo. Se tratan de fortalezas de distintas épocas y con distintos estilos arquitectónicos, que te ayudarán a aprender todo sobre el sobresaliente pasado histórico de esta región. ¡Anímate a visitarlos todos!

1. Castillo de Alba de Tormes

El Castillo de los Duques de Alba es una antigua fortaleza que se encuentra en Alba de Tormes, una pequeña localidad que aguarda esta construcción llamada Alcázar. A día de hoy, solo podemos disfrutar de la Torre del Homenaje, que fue restaurada para poder visitarla.

castillo alba tormes

Alicia Rodríguez Vicente

Desde fuera podemos observar cómo se han conservado sus restos arqueológicos. Por el contrario, en el interior de la torre, se distinguen 4 plantas que se utilizan como museo de la Casa de Alba, donde se pueden ver las pinturas murales de la batalla de Mühlberg. Desde la escalera, podrás subir a lo alto del contrafuerte para tener unas vistas panorámicas desde el mirador.

La Torre Alba de Tormes, data del siglo XIII y fue declarada Bien de Interés Cultural en 1949

Los orígenes de este castillo se remontan al siglo XII cuando el rey Fernando II de León, construyó una atalaya que, un siglo después, el rey Sancho IV de Castilla, la convirtió en una primitiva torre de un castillo.

2. Castillo de Montemayor del Río

En la localidad de Montemayor del Río, nos encontramos con un enclave medieval de la Vía de la Plata. Sin duda, el Castillo de Montemayor del Río se convirtió en un espacio fronterizo y muy estratégico para dominar desde la época romana hasta la Edad Media. Aquí se libraron una multitud de batallas entre los hijos de Alfonso XI para hacerse dueños de la fortaleza.

castillo montemayor rio

Alberto Martín

En el siglo XVI, este monumento dejó de ser castillo y se convirtió en un palacio renacentista. No obstante, un siglo más tarde, fue abandonado y se quedó en el olvido, quedándose en ruinas. Sin embargo, en el siglo XX, se iniciaron labores de restauración y fue declarado Bien de Interés Cultural en 1949.

Cuenta la leyenda que la princesa del castillo y el hijo del duque de Béjar se enamoraron en contra de la voluntad de sus padres

En la actualidad, puedes visitar este monumento. El perímetro está rodeado de una muralla. En el interior, podrás visitar El Cortinar, una zona en la se encuentran la parroquia y algunas casas. Además, en la parte de oriente, se aprecia lo que fue el verdadero castillo palacio, así como un foso y la torre del homenaje.

3. Castillo de Enrique II de Trastámara

También conocido como Castillo de Enrique II o Castillo de Ciudad Rodrigo, esta fortaleza del siglo XIV está ubicada en la localidad de Ciudad Rodrigo. El monumento original fue construido por Fernando II de León. A finales del siglo XV, se llevaron a cabo la construcción de unas murallas urbanas. A día de hoy, podremos encontrarlo en la zona más alta de la ciudad amurallada, vigilando el río Águeda y defendiendo su entrada desde el puente.

castillo enrique trastamara

Alfredo Miguel Romero

En base a la Torre Homenaje se desarrolla el resto de la fortaleza. Esta torre, de base cuadrada, cuenta con 17 metros de lado, con dos pisos y una terraza. La reconstrucción de este monumento fue llevada a cabo como los tradicionales castillos leoneses. Estos se caracterizan por tener una torre cuadrada, rodeada con cubos y cuadrados en las esquinas. En la plaza de la fortaleza, se puede ver uno de los verracos, una de las estatuas de piedra zoomorfas del periodo celtíbero.

El Castillo de Enrique II de Trastámara funciona como Parador Nacional

Aquí se libraron un sinfín de batallas, entre las que destacan la guerra de Sucesión y de la Independencia. En este castillo se pueden observar marcas de cantero, un total de 1484 de 214 tipos diferentes. Algunas de ellas tienen significado simbólico religioso o de protección del templo. Todas ellas dentro de la fortificación. Parece increíble, ¿verdad?

4. Castillo del Buen Amor, Villanueva de Cañedo

Nos vamos hasta la localidad de Topas para conocer un castillo de estilo renacentista. Se trata del Castillo del Buen Amor, o también conocido como el Castillo de Villanueva del Cañedo.  Esta localidad, que pasa desapercibida por la mayoría de turistas, aguarda un gran tesoro de la historia de la provincia de Salamanca.

castillo buen amor

El Pantera

Con el paso del tiempo, se han descubierto restos de lo que fue otro castillo del siglo XI. No obstante, la construcción que podemos observar actualmente data del siglo XV. Asimismo, el Castillo de Villanueva del Cañedo fue declarado Monumento Nacional en 1931.

El Castillo del Buen Amor se ha convertido en un hotel de lujo que cuenta con 41 habitaciones

Este monumento pasó a formar parte de los Reyes Católicos hasta que cayó en manos de Alonso Ulloa de Fonseca, un obispo de Ávila, que lo convirtió en un palacio. Allí, se enamoró de una joven, por lo que quiso dejar constancia del amor que tuvieron. Por ello, a este monumento se le conoce por esa denominación.

5. Castillo de los Zúñiga

En el municipio de Miranda del Castañar, nos encontramos con el Castillo de los Zúñiga, una fortificación que fue reconstruida a finales del siglo XIV. Como es habitual en este tipo de monumentos, el castillo de Miranda del Castañar también fue asentado sobre un castillo anterior del siglo XII. En la Edad Media, fue un señorío importante de la Sierra de Francia, debido a su proximidad. Por ello, si haces una ruta por el Parque Natural de Las Batuecas, puedes acercarte hasta esta localidad para visitar el castillo.

castillo mirando castañar

Weezerspain

Desde el exterior y por algunas calles de la villa, se pueden observas las murallas todavía en pie. Estas fueron construidas entre los siglos XIII y XV. Actualmente, se pueden acceder pos sus cuatro puertas: la de la Villa, Nuestra Señora de la Cuesta, San Ginés y Postigo. Por otra parte, de planta trapezoidal, este monumento fue usado como palacio.

El Castillo de Miranda del Castañar fue declarado Bien de Interés Cultural

Por aquel entontes, a mediados de siglo XV, el Fernando cedió este castillo a don Diego López de Zúñiga En el siglo XIX, Miranda de Castañar pasó a formar parte de la Casa de Alba, ya que el duque contrajo matrimonio con la Condesa de Miranda.

6. Castillo de Monleón

A pocos kilómetros de Miranda del Castañar, nos encontramos con otra fortaleza de características similares. En esta ocasión, se trata del Castillo de Monleón, ubicado en la localidad que le da el nombre al monumento. Sin dudas, la Torre del Homenaje destaca sobre el caserío de la villa. Un total de 37 metros de altura que se elevan sobre uno de los extremos. Además, en este punto también es donde comienza la muralla.

castillo monleon

Hovallef

Este tipo de torres tan altas, daban poder feudal en aquel momento. En el siglo XV, el Castillo de Monleón alcanzó su máximo esplendor. Esta fortaleza tiene una forma irregular y se apoya en la superficie de la muralla, por donde se puede acceder a través de un portón de arco de medio punto. Por su parte, la torre está construida en granito y cuenta con 5 plantas en las que se pueden apreciar algunas modificaciones en su estructura de épocas posteriores.

Este castillo salmantino fue un emblema del poder feudal

Por desgracia, no podrás contemplar las increíbles vistas panorámicas desde lo alto, puesto que este castillo es de propiedad privada. No obstante, aún se pueden apreciar algunos restos de muralla que se extendía por lo que es ahora el pueblo.

7. Castillo de San Felices de los Gallegos

En tierras del poniente salmantino, en concreto en la zona sur del Parque Natural de Arribes del Duero y haciendo frontera con Portugal, podemos encontrar el Castillo de San Felices de los Gallegos. Al parecer, se trata de una fortaleza del siglo XIII que fue mandada construir por el rey portugués Don Dinis, aunque no fue finalizada hasta el siglo XV.

castillo san felices gallegos

Verogarca

En las afueras del casco urbano de la villa de San Felices de los Gallegos, podrás visitar este monumento con un carácter de palacio. Con un diseño irregular, a día de hoy, se conservan los restos de un antiguo foso. Además, también son visibles lo que fueron las defensas que se hicieron en el siglo XVIII debido a la Guerra de la Independencia.

El Castillo de San Felices de los Gallegos cuenta con dos murallas: la primera con forma redonda (S.XV) y la segunda en forma de estrella (S.XVII)

Lo que más destaca de esta fortaleza es su Torre del Homenaje, ya que se puede observar desde distintos puntos en los alrededores. Una torre de 3 plantas, donde en la actualidad, se encuentra un aula histórica, así como una exposición de la ruta de fortificaciones de frontera. Si quieres contemplar la auténtica belleza de estas tierras, te recomendamos que subas hasta lo alto para así, poder contemplar también las tierras portuguesas.

 

Bonus

Alcázar de San Juan

Estamos ante uno de los monumentos, que posiblemente, sea uno de los más desconocidos de la capital salmantina. Se trata del Alcázar de San Juan, una construcción del Siglo XII en la que, a día de hoy, apenas se conservan algunos restos. La historia de esta fortificación ha pasado por varias demoliciones y reedificaciones.

alcazar san juan salamanca

Flavivsaetivs

A día de hoy, podemos apreciar una estructura principal que se caracteriza por su torreón realizado en mampostería irregular y pizarra, una técnica que se usaba propiamente en los siglos XI al XIII. A esta infraestructura le acompaña la muralla altomedieval de Salamanca, también conocida como Cerca Vieja. Vigilando la ribera del río Tormes, los restos del alcázar están asentados en la Peña Celestina.

El Alcázar de San Juan fue un punto de conflictos de la nobleza y de guerras civiles por la Corona de Castilla

Se estima que, gracias a su construcción, se produjese una repoblación de la ciudad. En 1472, sufrió su primera demolición bajo el mandato de Enrique IV. En la actualidad, se han llevado procesos de reconstrucción de las Casas del Parque. Entre los restos mejor conservados podemos destacar la Torre Homenaje del Alcázar de San Juan, que junto a la zona, es un excelente sitio para pasear y conocer la ciudad de Salamanca.

 

Como has podido observar, estos castillos en Salamanca tienen una historia muy peculiar y nos invitan a conocer más sus orígenes. Un total de 8 fortalezas que se han ganado un puesto en este listado. Visitarlas es la mejor forma de disfrutar del turismo rural. ¿Te animas a conocer estos castillos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Send this to a friend