Piscinas Naturales de Burgos, 7 lugares refrescantes para este verano

Sin lugar a dudas, la provincia de Burgos es una gran desconocida para muchas personas. Es más, al encontrarse en el interior de nuestro país, puede resultar un destino poco apetecible durante el verano, ¡pero nada más lejos de la realidad!

El patrimonio natural de la provincia, junto con pequeñas obras, ha dado lugar a maravillosos sitios donde poder disfrutar de un refrescante baño y, de paso, descubrir preciosos rincones. Efectivamente, en este post os vamos a hablar de algunas de las mejores piscinas naturales y zonas de baño de Burgos.

piscinas naturales burgos

Eltitomac

   Aun en los meses más calurosos, la provincia castellana puede ser ideal para unas vacaciones ideales. Si quieres conocerla, aquí te recomendamos una serie de casas rurales en Burgos.

La provincia de Burgos está repleta de piscinas naturales, pozas y otras zonas fluviales. Son un regalo para poder paliar el sofocante calor del verano, en la mayoría de casos. En otros, ¡son un auténtico regalo para la vista!

7 Piscinas Naturales y Zonas de Baño en Burgos

Si estás buscando diferentes rincones donde darte un buen chapuzón , te vamos a mostrar hasta 7 piscinas naturales y ozonas de baño de Burgos, donde poder disfrutar además de un increíble entorno natural, ¡descúbrelas junto a nosotros!

1. Pozo Azul de Covanera

Ahora, nos desplazamos hacia el sur de la Cordillera Cántabra. Más concretamente, a la localidad de Covanera, en el Valle del Rudrón. En este sentido, todas las miradas se depositan en la Poza Azul, una de las piscinas naturales de Burgos de mayor belleza. En realidad, esta especie de cala es un manantial que surge de una cueva, escondida en plena montaña. Por eso, es mucho más que un lugar para bañarse, también se realizan actividades como el espeleobuceo e investigaciones. No en vano, esta cueva contiene un túnel de 13 Km., ¡que se sepa hasta la fecha!

poza azul covanera burgos

Vanessa Herrero

Las aguas, de un tono azulado maravilloso, son de gran calidad. Así, es habitual ver truchas en este espacio y que dan buena prueba de ello. El Pozo Azul, con todo merecimiento, se ha convertido en uno de los lugares más reconocidos de Burgos para ser visitado en verano y, cómo no, donde poder darte un refrescante baño.

2. Las Calderas de Neila

Otro de los paraísos que puedes encontrar en Burgos son las Lagunas de Neila. Situadas en el sureste de la provincia, en plena Sierra de Demanda, estas lagunas se encuentran casi a 2.000 metros de altitud. Como no podía ser de otra manera, son de origen glaciar y constituyen uno de los paisajes montañosos más bellos de Burgos. Dentro de este espacio natural, tienen un rincón mágico, donde poder darte un baño: las Calderas de Neila.

En un camino repleto de callejones estrechos de roca, emerge esta maravillosa piscina natural. Así, una pequeña cascada surte de agua una serie de pequeñas pozas de color verde, realmente particulares. Un pequeño tesoro al que solo se puede acceder haciendo una ruta algo exigente, de cerca de 6 Km. Ahora bien, si realizas esta ruta en verano, no cabe duda de que la recompensa está más que justificada: un baño en una piscina natural, donde el agua está muy fresquita.

3. Cascada de Pedrosa de Tobalina

La Comarca de Las Merindades tiene mucho que mostrar al visitante. Una comarca donde podemos conocer pueblos realmente preciosos, como Frías o Medina de Pomar, pero donde podemos descubrir también algunas de las piscinas naturales más espectaculares de Burgos. Una de ellas se encuentra en la localidad de Pedrosa de Tobalina.

cascada pedrosa tobalina

Lourdes González Gómez

Nos estamos refiriendo a la Cascada de Pedrosa de Tobalina, también llamada Cascada del Peñón. Un paraje único que sorprende por sus dimensiones. Así, en 100 metros de ancho y 20 de altura, surgen varias cascadas del río Jerea que terminan por formar una poza natural, antiguamente utilizada por un molino. Un entorno idílico donde poder darte un baño en verano, ¡te encantará!

4. Piscina fluvial natural de Espinosa de los Monteros

Espinosa de los Monteros es una localidad que merece la pena visitar. La villa se compone de diversas torres fortificadas y palacios, así como casonas e iglesias de una singular belleza. Situada en el norte de la provincia, su entorno también está más que recomendado, donde podrás descubrir lugares como el Monumento Natural de Ojo Guareña, un paisaje escarpado de gran belleza, y la Ermita de San Bernabé, esculpido en roca.

Espinosa de los Monteros puede ser también un excelente destino para el verano. Buena prueba de ello es su piscina fluvial, gracias al paso del río Trueba por la localidad. Constituido dentro de un área recreativa, el represamiento del río forma una piscina, rodeado de árboles y en un ambiente muy agradable. Por cierto, ¡en cualquier época del año el agua está muy fría!

5. Playa del Embalse del Ebro

El río Ebro atraviesa la provincia de Burgos, donde cada vez se va haciendo “más fuerte”.  Pues sí, en algunos tramos, podemos encontrar diferentes zonas de baño. Si quieres disfrutar de un refrescante baño, no tienes más que acercarte a Arija, en la frontera con Cantabria. Más concretamente a la Playa del Embalse del Ebro.

playa embalse ebro

Tony Rotondas

Efectivamente, se trata de una playa de arena fina, perfecta para ir con los más pequeños. La amplitud del embalse y sus inspecciones no hace solo que sea una zona óptima para el baño, es también uno de los mejores lugares para poder practicar deportes acuáticos en el interior de la península. Además de bañarte, puedes hacer piragüismo e incluso windsurf. Por eso, si buscas un plan de verano en Burgos, el embalse del Ebro y su playa es de las mejores elecciones que puedes hacer.

6. Parque del Soto, río Nela

En Villarcayo, muy cerca de otras zonas que ya hemos visto, dispones de un espacio único para poder darte un baño. A su paso por la localidad burgalesa, el río Nela y sus saltos de agua crean un ambiente ideal para relajarse. En esta chopera, puedes encontrar un área recreativa donde pasar el día y donde también practicar varios deportes acuáticos.

Como curiosidad, cabe recalcar que antiguamente era un lugar de pasto. Ahora, es una amplia zona de recreo donde predominan las acacias y chopos. En definitiva, un lugar perfecto para poder disfrutar al aire libre.

7. Pozas de Orbaneja del Castillo

Siempre que hablamos de Burgos, tenemos alguna referencia sobre Orbaneja del Castillo, ¡y no es para menos! Esta localidad de la Comarca de Páramos atrae la atención de todos los visitantes. No en vano, hablamos de una villa medieval, con preciosas casas de piedra y entramados de madera, ¡por la que pasa una cascada! Así es, una cascada de 25 metros cruza entre varias casas de Orbaneja del Castillo, dejando una estampa espectacular.

pozas naturales orbaneja castillo burgos

Raúl AB

Precisamente, siguiendo la propia cascada, llegamos a unas preciosas pozas de aguas cristalinas, fruto de la erosión en la piedra caliza y que están conectadas entre sí. Un auténtico paraíso, en un entorno inmejorable, como es el Valle de Sedano. A pesar de su belleza y de ser unas de las piscinas naturales de Burgos más espectaculares, hay que dejar claro que está prohibido su baño. Sin embargo, es un lugar que tenéis que visitar, debido a su belleza, ¡os lo aseguramos!

Como puedes ver, hay numerosas piscinas naturales en Burgos realmente espectaculares. Todas ellas aptas para el baño, salvo las pozas de Orbaneja del Castillo. Se tratan de rincones únicos y refrescantes, ¡no se puede pedir nada más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Send this to a friend