Cargando

No hemos encontrado resultados en la localización solicitada.
listado

Otras casas rurales cercanas a Baix Pallars

Casa Batlle
Personas
2 - 30  
Les Esglesies (Lleida) (A 15.39 kilometros de Baix Pallars)

Es la casa más antigua de un pequeño pueblo del Pirineo, su origen es del Siglo XVI, al pie de grandes montañas y rodeada por un río es un sitio idílico.


20€
Pers. Noche aprox. 
Personas
2 - 30  

Es la casa más antigua de un pequeño pueblo del Pirineo, su origen es del Siglo XVI, al pie de grandes montañas y rodeada por un río es un sitio idílico.

Masía de Solanes
Personas
4 - 18  
Lladurs (Lleida) (A 47.69 kilometros de Baix Pallars)

Edificio construido en el siglo XVI o XVII sobre un antiguo castillo medieval renovado varias veces pero manteniendo su equilibrio entre las antigüedades y las comodidades modernas. Casa Pairal: Dispone de de 200 m2 con una amplia sala-comed...


25,50€
Pers. Noche aprox. 
Personas
4 - 18  

Edificio construido en el siglo XVI o XVII sobre un antiguo castillo medieval renovado varias veces pero manteniendo su equilibrio entre las antigüedades y las comodidades modernas. Casa Pairal: Dispone de de 200 m2 con una amplia sala-comed...

Casa Vilanova
Personas
2 - 15  
Peramea (Lleida) (A 2.25 kilometros de Baix Pallars)

Casa Vilanova se encuentra en un pueblo muy tranquilo llamado Pujol al sur de la comarca del Pallarrs del Sobirá , con unas increibles vistas al Congost de Collegats y la Geganta Dormida.


18,20€
Pers. Noche aprox. 
Personas
2 - 15  

Casa Vilanova se encuentra en un pueblo muy tranquilo llamado Pujol al sur de la comarca del Pallarrs del Sobirá , con unas increibles vistas al Congost de Collegats y la Geganta Dormida.

La Casona d'Estac
Personas
1 - 8  
Estach (Lleida) (A 6.42 kilometros de Baix Pallars)


? €
Pers. Noche aprox. 
Personas
1 - 8  

Casa Massa
Personas
6 - 12  
Estac (Lleida) (A 6.59 kilometros de Baix Pallars)

Muy cerca de Sort, en pleno Pirineo, se escucha el silencio


25€
Pers. Noche aprox. 
Personas
6 - 12  

Muy cerca de Sort, en pleno Pirineo, se escucha el silencio